Amarga resaca de la ‘movida’

Días contados (Imanol Uribe, 1994) fue la primera peli española que vi en una sala cinematográfica; un film que en su día me impresionó, y que hoy, casi dos décadas después, no sólo no ha perdido un ápice de crudeza o realismo, sino que ha quedado como fiel retrato de una sociedad en decadencia y sin horizonte ni futuro a las puertas del nuevo milenio. Un Clásico del s. XX que se llevó ocho premios Goya en 1995… [leer crítica]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s