Ídolos de barro

Un gran equipo, a pesar de sus buenas intenciones, ni es una comedia redonda, ni un alegato social sostenible ni la película futbolera definitiva. Olivier Dahan, director de La vida en rosa (2007), calza las botas de tacos a José García, Omar Sy y Gad Elmadeh al frente de un puñado de viejas glorias y tuercebotas sin remedio que intentan alcanzar el triunfo para salvar su pequeña comarca costera… [leer crítica]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s