Ecos de un tiempo no tan lejano

En esta ocasión, como Clásico del s. XX, recupero una película imprescindible dentro de nuestra cinematografía: Los santos inocentes, dirigida por Mario Camus en 1984 a partir de la novela homónima de Miguel Delibes.

Un relato duro, tosco, áspero y sin concesiones, que retrata una sociedad quebrada y dividida más propia del medievo que de mediados del pasado siglo, con un ramillete de actores en verdadero estado de gracia –Alfredo Landa, Francisco Rabal, Terele Pávez, Juan Diego y Agustín González, entre otros- en una obra cinematográfica de muchísimos kilates… [leer más]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s