Haciendo aguas

Hay muchos elementos que funcionan muy bien en La isla mínima (2014), la última película de Alberto Rodríguez (2012); sin embargo, y a pesar de las excelentes críticas cosechadas y el respaldo mayoritario del público, encuentro que este thriller detectivesco ambientado a principios de los ochenta adolece de un guion ciertamente flojo, lleno de trampas y vericuetos sin más intención que trampear con el espectador más fácilmente impresionable… [leer crítica]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s