FESCIGU 2016 – Día 1: Batucada, poesía y claquetazo inicial

img_20161004_223652
Tres momentos de la Gala Inaugural del FESCIGU 2016 realizadas con Instagram.

Arrancó el XIV Festival de Cine Solidario de Guadalajara a ritmo de samba y percusión: la que nos regaló la Escuela Fortaleza en un rítmico y sonoro paseo desde la Plaza de Santo Domingo hasta el mismísimo escenario del Teatro Buero Vallejo para abrir oficialmente la Gala Inaugural. La escritora, filóloga y poestisa Zahra Hasnaui, a cuya figura está dedicado el corto documental ‘Los ojos de Zahra’ producido para este #FESCIGU2016 -uno de los tres en los que he estado trabajando como editor durante los últimos meses- , dedicó palabras y gestos a la causa del pueblo saharaui, oprimido desde hace más de cuatro décadas ante la pasividad y la inoperancia de la comunidad internacional. Un breve y sentido homenaje al desaparecido Miguel Picazo, el cineasta hijo adoptivo de Guadalajara -¿o fue él quien adoptó a la ciudad y la provincia?- y la presentación del corto ‘La noche de todos los santos’, uno de los seis que conformaban la jornada inaugural de la Sección Oficial, por parte de su director Gustavo Vallecas, redondearon una breve y estupenda ceremonia de apertura a la que asistieron más de medio millar de espectadores y cuya realización resultó perfecta a pesar de comenzar con más de veinte minutos de retraso.

Debo reseñar por su excepcionalidad los discursos de bienvenida por parte de instituciones oficiales, a cuya ausencia ya nos habíamos acostumbrado los fesciguleros habituales. Vamos, que no me acuerdo de cuando había sido la última vez que un representante público había asomado las narices por el certámen -algunos primeros espadas siguen sin hacerlo, por cierto- . Junta y Ayuntamiento sí estuvieron esta vez sobre las tablas del Buero, aunque los discursos -tanto por las palabras como por el lenguaje gestual- demostraron quién estaba presente con cierto ánimo y quién cumplía con el trámite por pura y dura obligación. No me tiréis de la lengua: quien vino, lo vió.

Nervios, tensiones y algún desconcierto dentro del equipo: nada que no ocurra otros años pero que, aunque los males pasaron desapercibidos para el público, debemos pulir y corregir para estas próximas jornadas. La segunda jornada nos traerá las primeras sesiones matinales de Infancine y Juvencine con escolares; mañana os contaré cómo ha ido la cosa, por el momento, os dejo mi particular y muy subjetivo análisis de los cortos de la SOC que pudimos ver ayer martes.

Análisis de los cortos de la Sección Oficial (J.1):

‘CENIZO’, de Jon Mikel Caballero.

soc-cenizo-foto3.jpgNo es la primera vez, ni será la última, que las tragedias cotidianas que nos atenazan a los adultos se muestren en la pantalla a través de los ojos y la interpretación de un niño –en este caso, un desahucio visto como una invasión alienígena- . Jon Mikel Caballero, director del muy estimulante corto ‘Hibernation’ (2012), añade una pátina de sci-fi añejo con trazas de cómic y deliberadamente kitsch para un trabajo quizá no redondo, pero sí netamente fantástico, que deja un poso agradable y logra rápidamente meterse al público –yo me incluyo entre ellos- en el bolsillo.

‘VA BANQUE’ / ‘JUEGO ARRIESGADO’, de Stefan Pleep & Christine Kabisch.

soc-juegoarriesgado-foto4.jpgQuizá uno de los cortos más audaces y sorprendentes que pasen por el XIV FESCIGU sea esta producción alemana con una compleja doble lectura: por un lado, nos plantea la duda sobre la veracidad de todos (y, por favor, tened muy presente este todos) los casos de acoso sexual, sobre todo en entornos universitarios; por otro, la ¿legitimidad? de tomarse uno la justicia por su mano en una sociedad en la que, fácil y gratuitamente, se etiqueta sin pudor a víctimas y culpables simplemente basándonos en las apariencias. Pensar que ‘Va Banque’ cuestiona la execrable violencia contra las mujeres o que anima al ojo por ojo sería hacer una lectura muy simplista y demagógica de lo que propone este trabajo, que nos lleva por fangosos terrenos por los que quizá no todos los espectadores estén preparados para afrontar. Ese es el verdadero juego peligroso de un cortometraje que me ha removido y sorprendido.

‘THE SKY QUEEN’ / ‘LA REINA DEL CIELO’, de Simon Maignan.

soc-lareinadelcielo-foto3.jpgDos jóvenes encerrados en una habitación son capaces de ejecutar asesinatos a miles de kilómetros de distancia. Todo lo que necesitan es un portátil y un dron. Y alguien que les marque el objetivo y les dé la orden, claro. Lo terrorífico de este cortometraje es la sencillez y la cotidianidad con la que se retrata a estos dos hackers que ocultan su identidad de criminales del gobierno: van al gimnasio, compran sándwiches en un puesto callejero, hablan, discuten… sin embargo, tanta frialdad –más en ella que en él, por cierto- llega a hacerse extensivo al propio cortometraje, que no profundiza en el porqué de estos actos aberrantes –no digo en lo que a la guerra oculta se refiere, pero sí al menos podría preguntarse qué lleva a estos dos a aceptar tan deplorable trabajo- y se queda casi en una calculada, breve y casual anécdota.

‘LA NOCHE DE TODOS LOS SANTOS’, de Gustavo Vallecas.

soc-lanochedetodoslossantos-foto2.jpgUn reparto kilométrico trufado de nombres conocidos –Pedro Casablanc, Alexandra Jiménez, Elena Furiase, Iván Massagué, Jonathan D. Mellor o el recientemente fallecido Carlos Álvarez-Nóvoa, entre otros- , una excelente fotografía –Víctor Lobato– y un trepidante montaje en paralelo –Alberto Alcalá– son las mejores bazas de este cortometraje que, a pesar de su excelente factura, puede llegar a desinflar en su resolución final: convertir a los desaparecidos y olvidados de la Guerra Civil en los –nada metafóricos- muertos vivientes de la sociedad actual puede ser tomado como una sorprendente llamada de atención –sobre todo, gracias a los datos aportados al final de la película- o como una broma de dudoso gusto. Personalmente, aún no sé sobre qué lado inclinarme. [ver entrevista con Gustavo Vallecas]

‘KAK DA NADEBELEEM ZDRAVOSLOVNO’ / ‘ENGORDANDO DE FORMA SALUDABLE’, de Kevork Aslayan.

soc-engordandodeformasaludable-foto1.jpgEn un mundo con la gravedad alterada, los gordos son los reyes: todo (y todos) lo que pese menos de 120kg, flotará inexorablemente hasta la estratosfera. Por eso un flaco debe engordar, para poder llevar una vida social normal. Kevork Aslayan nos ofrece un simpático relato de amor, comprensión y aceptación que casualmente coincide en muchos de sus elementos con ‘Zero’, de David Victori, con resultados mucho más agradables –puede que también mundanos- y con los que es mucho más fácil conectar, pero al que, seguramente, le sobre mucho metraje.

‘NO ME QUITES’, de Laura Jou.

soc-nomequites-foto2.jpgUna pareja (Laia Costa y Hammudi Al-Rhamoun Font) y un único escenario (un pequeño apartamento) es todo lo que necesita la directora Laura Jou para retratar, de manera áspera y exasperante, la ruptura de una pareja donde él mantiene (a ratos) una actitud más pasiva y ella es incapaz de desengancharse del chico. Lo mejor de este corto es Costa, brutal, cuya interpretación oscila entre lo tierno, lo patológico y lo enfermizo; sin embargo, más parece que estemos ante un ejercicio grabado de un taller de improvisación actoral –con cierto cuidado en el raccord y la iluminación, eso sí- que frente a una película en sí. Ella es lo único que me ha llegado en esta cinta que cuenta con J.A. Bayona en la producción.

Ir a Previa / Día 2 / Día 3 / Día 4 / Día 5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s