CometCon 2017: Cuando el caos empaña la diversión

La Legión 501, espectacular como siempre, abrió el concurso de cosplay. Foto (C) Isra Calzado López

El pasado fin de semana Mariam y yo decidimos hacernos una escapadita a Oviedo para asistir, casi de improviso, a un evento que no conocíamos pero que nos llamaba mucho la atención: la CometCon’17, una multitudinaria feria donde gamers, cosplayers, youtubers -siento tanto anglicismo, es lo que hay- y demás aficionados y curiosos de la fantasía y la ciencia-ficción se darían cita durante tres días para compartir interminables horas de juegos on-line, conferencias, demostraciones e incluso cuentacuentos y exposiciones. No tenía mala pinta, el escenario era a priori bastante espectacular -el muy controvertido Palacio de Congresos diseñado por Calatrava y plantado, como aquél que dice, en pleno centro de la Vetusta galdosiana-, este era el cuarto año que se celebraba -lo que siembre presupone un cierto bagaje y experiencia de quienes lo convocan- y esperábamos horas de escapismo, diversión, buen rollo y poder hacer algunas fotos curiosas.

Sin embargo, tras dos jornadas y casi 16 horas de feria, lo cierto es que volvimos con la sensación de que CometCon tiene un potencial enorme y unas posibilidades casi ilimitadas: gran recinto, interminables propuestas de ocio, gente magnífica y muy participativa -lo mejor, las personas y asociaciones que conocimos en varios stands-, charlas interesantes -solo por asistir al encuentro con la escritora Victoria Vázquez, mereció la pena el viaje-, implicación municipal… todo muy positivo si no fuera porque el evento estuvo empañado por una organización descoordinada y con muy poco personal, con una falta de comunicación interna ciertamente alarmante. Caos con las entradas, retrasos injustificados, fallos técnicos que denotan falta de ensayos o de preparación, gestión incorrecta -a mi parecer- de los escasos recursos humanos, indicaciones contradicciones entre los propios organizadores… Si vísteis alguno de mis tuits de aquellos días o incluso echáis un vistazo al Facebook oficial, os encontraríais una buena cantidad de quejas, protestas y reclamaciones que les llegaron de manera constante, la inmensa mayoría completamente justificadas.

Una lástima, porque nos fuimos con la sensación de que les había venido muy grande y se les había escapado de las manos. Me tiene que pillar de muy buen humor para animarme a repetir el año que viene. Una pena.

En este enlace podéis ver una pequeña galería fotográfica con lo más interesante y llamativo que me encontré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s