Código fuente

Una gran ‘obra modesta’.


Duncan Jones (Beckenham, Inglaterra, 1971; y sí, hijo del mito del glam David Bowie, aunque el chico ya ha hecho méritos como para dejar de conocerle como ‘hijo de’), tras tan sólo haber dirigido un cortometraje –Whistle (2002)- , sorprendió a propios y extraños con su debut en el terreno del largo con Moon (2009), un claustrofónico y metafísico ejercicio de estilo en el que aprovechaba algunas de las mejores virtudes de la ciencia-ficción contemporánea, ya fuese literaria –Asimov, Philip K. Dick- o cinematográfica –2001, una odisea del espacio (Stanley Kubrick, 1968); Atmósfera cero (Peter Hyams, 1981)- para montar una de las más estimulantes fábulas futuristas y humanizadoras de los últimos años.

Tras las buenas críticas cosechadas con su ópera prima, era evidente que su segunda película se iba a realizar con más medios, ya fuesen económicos como técnicos y humanos. Sin embargo, es grato y reconfortante comprobar que Jones no ha perdido ni un ápice de frescura, y Código fuente se asienta sobre un sólido guión, tan complejo como pudiese serlo el de la cercana Origen (Christopher Nolan, 2010) pero a la vez claro y comprensible para el espectador, aunque no esté familiarizado con este tipo de relatos.

Gran parte del mérito de la cinta hay que atribuírselo también a un cada vez más consolidado Jake Gyllenhal –quien, hasta hoy, siempre me había parecido un poco sosito, ya fuese interpretando a un estudiante cerebrín, un cowboy homosexual o un héroe de videojuego- , que logra que empaticemos desde la primera escena con su redivivo soldado que, en su particular ‘día de la marmota’, dispone en cada viaje de tan sólo ocho minutos para descubrir al autor de una masacre en un tren de pasajeros.

Entretenida y muy estimulante, Código fuente se rebela como un interesantísimo thriller de ritmo incansable con inesperado giro final que, si bien no contentará a todos por igual, sí deja un regustillo a cine pequeño hecho a lo grande. Una gran obra modesta.

 Recomendado para mentes abiertas a otras dimensiones.

2 Replies to “Código fuente”

  1. Interesante pelicula, aunque lo de cine modesto, me da que no. Pero de cualquier forma, entretenida y bien hecha

  2. Ah, pues yo acabo de verla y me HA ENCANTADO. Me ha parecido originalísima (en una época en la que las historias nuevas escasean bastante: la última que vi fue la QUINTA de lo que ya de por sí era la adaptación de un cómic), directa al grano, sentida y con unos actores más que correctos (con la posible excepción de la Monaghan, que me parece un pelín maniquí, pero no desentona demasiado).

    El final creo que habrá gente que lo entienda de maneras diferentes. Tal como yo lo entendí (y no lo voy a explicar por aquello de los spoilers), no es exactamente el que yo le habría dado, pero es un final válido y que deja buen sabor de boca. Espero que Jones siga sorprendiéndonos con estas historias: historias pequeñas vistas desde lejos, y enormes cuando te acercas a ellas (y no al contrario, como muchos blockbusters).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s