Los juegos del hambre

Gladiadores del futuro.

La escritora estadounidense Suzanne Collins parece ser la nueva heroína de la literatura contemporánea new age juvenil, que, tomando el relevo de las J. K. Rowling (serie Harry Potter) y Stephenie Meyer (serie Crepúsculo), se ha colocado como número uno en ventas gracias a Los juegos del hambre, una saga literaria –y ahora también cinematográfica- en la que juventud, violencia, futuro y reivindicación proletaria parecen darse la mano, al menos a tenor de lo visto en su primera adaptación a la gran pantalla –las hasta ahora otras tres entregas novelísticas no tardarán en pasar al celuloide- .

Sin embargo, y a diferencia sobre todo de ese lamentable pastiche romántico-juvenil con vampiros y hombres-lobo de por medio –hablo con conocimiento de causa: el primer libro me produjo tal trauma que fui incapaz de leer nada durante los siguientes seis meses, y con la(s) película(s), ni lo intenté- y que inexplicablemente ha causado furor en todo occidente, Collins sí ha sabido aunar lo mejor de los libros de aventuras enfocados a jóvenes adultos –que no adolescentes: dato importante dada la fuerte violencia implícita que destila la obra- con cierto aire orwelliano y unas gotitas del Stephen King menos terrorífico y más futurista –el de libros como La larga marcha o El fugitivo– .

He de reconocer que Los juegos del hambre, la película, es una cinta bastante bien hecha –a pesar de contar con un presupuesto muy por debajo de lo que este tipo de producciones suelen requerir- , que goza de un buen ritmo narrativo y que, sin dejar de ser un mero entretenimiento palomitero, no reniega de los mensajes políticos que la novela original pudiera contener, dejando entrever un claro mensaje pro-obrero y de lucha contra un sistema social preestablecido y marginal -¿estaremos ante la primera fábula cinematográfica post-15M?- , en el que los ricos son cada vez más ricos y poderosos, y los pobres, confinados en distritos de extrarradio de mala muerte, sólo sirven para abastecer a esa nobleza futura que se nutre explotándoles los recursos naturales que ellos labran –grano, carbón, etc.- , además de servir de carnaza forzosa para su anual pelea de gladiadores en la arena mediática del directo TV. Así pues, el guión juega con un curioso y atractivo anacronismo, ya que si bien nos encontramos en un mundo futuro postbélico no definido –pero cercano- , el contexto es propio de los conflictos sociales de finales del siglo XIX y principios del XX.

Pero si de algo se nutre y se beneficia este film, mensajes políticos aparte, es de su magnífica protagonista, Jennifer Lawrence, una grandísima actriz que a pesar de su juventud ya atesora una nominación al Oscar (Winter’s Bone, Debra Granik, 2010) y unos cuantos cambios de registro que le han llevado a trabajar bajo la batuta de Jodie Foster en una cinta pseudoindependiente (El castor, 2011) o a protagonizar con acierto un blockbuster de superhéroes de muchos kilates (X-Men: Primera Generación, Matthew Vaughn, 2011), y que aquí, como heroína indiscutible de la función, sabe darle a su personaje fuerza, carácter, fragilidad y determinación.

En fin, que Los juegos del hambre, a pesar de tener clarísimas influencias externas –desde El señor de las moscas (novela de William Holding) a El show de Truman (Peter Weir, 1998), pasando por Perseguido (Paul Michael Glaser, 1987)- es una buena peli de aventuras, entretenida, honesta y solvente, que a pesar de algunos vaivenes del guión –algunos personajes, como Stanley Tucci, están desatados; algunas situaciones son un poco arbitrarias; y el final es ciertamente previsible- , hace gala de momentos verdaderamente tensos y emocionantes –el arranque de los juegos con ese brutal todos contra todos, la escena del avispero- , nos ofrece un par de buenos secundarios –un sorprendentemente contenido Woody Harrelson, un asombrosamente eficaz Lenny Kravitz, junto con la heroína el único personaje verdaderamente sensato en toda la función- y nos entretiene de principio a fin, sin pretender ser más de lo que es.

Recomendado para aventureros joviales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s