Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres

‘Millennium Reloaded’ o el ‘síndrome de Vanilla Sky’

Tengo sensaciones contradictorias acerca de este Millennium 1 versión USA. ¿Es una mala película? No, ni mucho menos. ¿Era necesario este tan reciente remake? Visto lo visto, seguramente no. ¿Me ha gustado? Mmmm… difícil decirlo de manera sencilla.

A nadie le extrañó en su día que, visto el rotundo éxito de público que tanto los libros de Stieg Larsson como sus adaptaciones a la pantalla tuvieron en todo el mundo –primero como miniserie televisiva, luego como trilogía cinematográfica- , se anunciara un remake americano sobre las oscuras aventuras del periodista sueco Mikael Blomkvist y su compañera, la investigadora Lisbeth Salander. Por enésima vez, Hollywood, sin pudor alguno, se apropia de un blockbuster ajeno para que en este caso la marca Millennium pasase a ser de su control y dominio –como si en todo el planeta sólo ellos pudieran manejar los hilos del poderoso mundo del entretenimiento audiovisual- . Esta sorprendente falta de originalidad a la hora de realizar una nueva versión cinematográfica sobre un material previamente ya trabajado es lo que yo particularmente llamo el ‘síndrome de Vanilla Sky’, y aunque sus casos más flagrantes suelen ocurrir cuando Hollywood perpetra una película sobresaliente de una cinematografía foránea, también se han dado casos dentro de sus propias fronteras –recordemos el Psicosis de Gus Van Sant (1998) o El Planeta de los Simios de Tim Burton (2001)- .

Sin embargo, el hecho de que al menos la primera de las cintas cayese en las manos de nada menos que de David Fincher me hizo pensar que quizá la nueva versión de Los hombres que no amaban a las mujeres nos ofreciera algo diferente, innovador, llamativo… vale, la trama y los personajes poco podrían cambiar –para no traicionar a los millones de fans de los originales literarios, principalmente- , pero quien esto suscribe al menos le presuponía un cierto tratamiento o puesta en escena más cercano al tenebrismo de Seven o al terror urbano y psicológico de Zodiac

Lamentablemente, no ha sido así, y tanto el libreto del prestigioso Steven Zaillian como la realización de Fincher caen en los mismos aciertos y errores que en el film firmado por Niels Arden Oplev en el no tan lejano 2009. Para empezar, llama poderosamente la atención que aquí se haya decidido mantener la nacionalidad y los escenarios que ya conocimos en su día –lo lógico hubiese sido americanizar tanto a los personajes como a las localizaciones, ¿o no?- , lo que provoca los típicos errores de continuidad en estos casos –¿por qué los textos, notas y periódicos que aparecen saltan de manera arbitraria del sueco al inglés?- ; a algunos secundarios, aunque eficaces, se les ve venir –entre tanto actor de reparto desconocido, cuando plantas ahí en medio a Stellan Skarsgard o a Joely Richardson, está claro que algo esconden- ; y son tantos los frentes que tiene abiertos la historia que el último acto se hace largo, largo, larguísimo…

¿Las mejoras? Bueno, está claro que Daniel Craig tiene mucha más presencia y carisma que el sosías de Michael Nyqvist, y Rooney Mara consigue hacer suyo un personaje tan poderoso y a la vez tan peligroso –y es que se iba a mirar con lupa cómo cogía el relevo del excelente trabajo que en su día hizo Noomi Rapace- , y Fincher además nos regala una espectacular pieza de video-arte en los títulos de crédito iniciales.

Pero insisto: particularmente, allí donde se podía haber dado un giro diferente al menos en cuanto a la pura y dura realización cinematográfica –la escena de la violación, por ejemplo- , en esta ocasión Fincher no se ha arriesgado y ha hecho exactamente lo mismo que su homólogo nórdico, incluyendo, además, algunos momentos que sospechosamente me recuerdan a ciertas escenas de ciertos títulos de nuestra propia cinematografía… ¿o dónde hemos visto a un psicópata en un garaje con una cámara de vídeo? “¿A que acojona?”.

Recomendado para los que aún no han descubierto el fenómeno Millennium.

Anuncios

One Reply to “Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres”

  1. Muy buena critica y muy buena página. A ver si esta noche consigo verla por fin. Lo del garaje con una cámara de video está claro que es Tesis, pero hay una pequeña perla española en la que la cámara de video un psicopata y una mujer encerrada juegan un papel muy importante. A ver cinéfilo, dime cúal es… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s