Elysium

Asalto al paraíso.

Cuando el sudafricano Neill Blomkamp debutó –apadrinado por Peter Jackson- hace ahora cuatro años, lo hizo con una espectacular, imaginativa e insólita propuesta: más allá de su apariencia de lujosa Serie B de marcianos, Distrito 9 era en realidad un cruento relato bélico de clara denuncia política, donde los refugiados alienígenas sufrían represión y violencia hacinados en ghettos cual apartheid interplanetario bajo el férreo control de las fuerzas militares humanas.

Como si quisiera reforzar o especializarse en este extraño y apasionante subgénero que él mismo ha creado –llamémoslo ciencia-ficción gubernamental- , y contando ahora con más medios y con dos primeras espadas a la altura de Hollywood –Matt Damon y Jodie Foster–  , Blomkamp ahonda sobre la posibilidad –tristemente realista y verosímil, dados los tiempos actuales- de que el futuro no nos traiga sino mayores diferencias sociales entre ricos y pobres, donde una casta elitista y pudiente viva, literalmente, en un estrato superior –en este caso, una utópica estación espacial en órbita a la Tierra conocida como Elysium– ajeno a la pobreza, la enfermedad y la marginalidad que definen a los parias que han quedado en la agónica superficie planetaria. Un planteamiento que no nos es nuevo, y que coloca a este film en una línea argumental más próxima al clásico de Fritz Lang Metrópolis (1927) o a la reciente fábula naif Un amor entre dos mundos (Juan Solanas, 2012), que a las también cercanas y postapocalípticas Oblivion (Joseph Kosinski, 2013) o After Earth (M. Night Shyamalan, 2013): los ricos arriba, los pobres abajo. Literalmente.

elysium_damon
Matt Damon, a tiro limpio.

Durante hora y media, Blomkamp se reafirma como un espléndido narrador audiovisual, y los recovecos por los que va avanzando su historia hacen que este su segundo largometraje se desarrolle de modo más complejo que lo que pudiera sugerir el planteamiento. De hecho, el personaje de Damon, a quien sólo le restan cinco días de vida tras sufrir un negligente accidente laboral, no tendrá inconveniente ninguno en asaltar, robar y negociar con cazarrecompensas con tal de encontrar una milagrosa y prometida cura en el paraíso; y así, el film parece moverse más por los senderos del cine social y de denuncia que por la ciencia-ficción pura y dura, sin por ello renunciar a un par de buenas secuencias de acción. Pero el último tramo deriva en una hasta entonces imprevista sucesión de set-pieces de tensión y tiros a mansalva, bien resueltas técnicamente pero que desentonan ligeramente con el tono contenido de lo visto hasta entonces e incluso chirrían cuando echa mano de recursos que recuerdan demasiado a Alien, el octavo pasajero (Ridley Scott, 1979) –la escena en los pasillos- , Demolition Man (Marco Brambilla, 1993) –la relación entre Foster y Sharlto Copley es similar a la que mantenían Nigel Hawthorne y Wesley Snipes en aquélla- y a Matrix (Larry & Andy Wachowsky, 1999) –esos saltos a cámara superlenta.- …

Eficaz y entretenida, sí, pero menos sorprendente que su ópera prima. Aun así, Blomkamp es de los pocos realizadores surgidos en el último lustro –J.J. Abrams, Duncan Jones o J.A. Bayona podrían ser otros tres buenos ejemplos- que ya pueden presumir no sólo de tener un buen número de incondicionales seguidores a su lado, sino que cada nuevo proyecto suyo genera altas expectativas, convence al público y cosecha magníficas críticas. No es mal bagaje con tan sólo dos películas.

Recomendado para entusiastas de la ciencia-ficción con trasfondo humanista.

sensacine

Anuncios

One Reply to “Elysium”

  1. Me gustó la historia. He leído por ahí críticas a no sé qué definición demasiado mesiánica del personaje de Matt Damon. Y hombre, algo hay, pero a mí me gustó especialmente que durante la mayor parte de la película sea un personaje que se mueve por los demás sí, pero sobre todo por salvarse a sí mismo. ¿No es lo que haríamos cualquiera? Me gusta mucho de este dirección la suciedad que da a sus películas, le hace ganar mucho realismo visual.

    No me gustó tanto que fuera la enésima película de acción con cámara con parkinson. En serio, incluso en las de Abrams, con dificultad, pero me entero de lo que pasa en pantalla…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s