Cómo entrenar a tu dragón 2

Los dragones contraatacan.

Cómo entrenar a tu dragón (Dean DeBlois & Chris Sanders, 2010) fue, para mí, una de esas películas que en su día no te llaman la atención y no te animan a pasar por taquilla; que luego la ves en formato doméstico sin demasiadas expectativas, pero que cumple y entretiene; y que más tarde, cada vez que la pasan en televisión, siempre te quedas enganchado, aunque pilles la emisión empezada, descubriendo nuevos hallazgos y detalles en cuanto a personajes, guion, técnica, etc. No voy a decir que sea un film de referencia en el mundo de la animación, pero su inusitado sentido de la fantasía y la aventura, su desenfadado humor, su trepidante ritmo y el colorido de unas imágenes que apuestan claramente por la caricatura, sin duda la han revalorizado con el paso del tiempo.

No era de extrañar, por tanto, que una inevitable secuela llegara más pronto que tarde a las salas, con nuevas aventuras del joven vikingo Hipo, el dragón Desdentao y toda la tribu de Isla Mema. Obviando lo desacertado del nada ingenioso título –en esta ya nadie entrena a nadie- , uno espera encontrarse en esta segunda parte con personajes ya conocidos, otros nuevos y, sobre todo, que el libreto abra nuevos horizontes y no se limite tan sólo a repetir la exitosa fórmula pasada.

dragon

Toma nota de cómo triunfar con una secuela.

Aunque la recompensa no es del todo plena, se agradece que esas expectativas –y alguna más- se cumplan. Encuentro acertado, por ejemplo, que se haya decidido subir ligeramente la edad de los protagonistas, que ahora deben enfrentarse nuevos desafíos; no se renuncia a ninguno de los valores que tenía la primera entrega y que ya he mencionado –aventura, diversión, fantasía- , aunque bien es cierto que algunas subtramas se vuelven más adultas -amistades traicionadas, la muerte de un ser querido, amores no correspondidos- , y, por tanto, quizá algo menos indicadas para los espectadores más infantiles; y la película, evidentemente, carece del efecto sorpresa al mostrarnos un contexto y un estilo que ya nos son familiares.

¿Es mejor o peor que la anterior? Digamos que Cómo entrenar a tu dragón 2 (Dean DeBlois, 2014) intenta desmarcarse ligeramente de su predecesora, con lo bueno y lo malo que ello conlleva. Quizá, como pasara con aquélla, hoy la vemos sólo con curiosidad y empatía, pero sin plena emoción, y dentro de unos años sí seamos capaces de apreciar en su plenitud todo lo bueno que esta segunda entrega nos aporta. El tiempo lo dirá.

Recomendado para aventureros a los que les cuesta crecer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s