Que nos quiten lo ‘bailao’

Cómo pasa el tiempo: veinticinco años se cumplen ya del estreno del Batman de Tim Burton, y recuerdo como si fuera ayer mismo cuando nos bombardeaban con multitud de teasers televisivos y el brutal marketing -desde juguetes hasta camisetas, pasando por colecciones de cromos, promociones en cadenas de fast-food y un LP de Prince– que acompañó la irrupción de esta superproducción hollywoodiense, blockbuster absoluto de 1989.

Jack Nicholson, Michael Keaton y Kim Basinger encabezaron un reparto irregular -en el que se encontraban otros memorables veteranos, en papeles mucho más secundarios, como Michael Gough, Pat Hingle, Billy Dee Williams o Jack Palance– para una cinta de acción y fantasía que a duras penas aguanta el paso del tiempo, por muy buenos ratos que nos hiciera pasar en nuestra adolescencia… [leer más]

Cuando los lagartos invadieron la TV

Es verdad que, vista la serie completa, la sensación que nos dejó V (1983-1985) es bastante agridulce: dos primeras temporadas de lo más competentes, una tercera para olvidar, una pseudosecuela demasiado irregular –V: los visitantes (2009)- … pero, bien es cierto, que también algunos personajes que forman parte del imaginario colectivo -inolvidable Diana/Jane Badler– y situaciones inolvidables que levantaron esta fábula marciana sobre el fascismo.

Sí, tiene fallos y momentos risibles; pero, pese a quien le pese, es todo un mito catódico… [leer más]

Paranoia militar en la ‘prehistoria 2.0’

En 1983, y disfrazada de inocente aventurilla juvenil, John Badham estrenó una terrorífica fábula sobre la paranoia militar que se respiraba durante los años más tensos de la Guerra Fría: Juegos de guerra. Sí, hoy puede parecer la típica americanada adolescente: pero hay que concederle el mérito de poner las bases del género, adelantarse a su tiempo en ciertos conceptos tecnológicos y, no sin audacia, criticar la obsesión bélica de los altos estamentos gubernamentales. Un título a recuperar y reivindicar como Clásico del s. XX, tres décadas después de su estreno… [leer crítica]