Oh, capitán, mi capitán

Muchas expectativas antes de ver un trabajo loado y aplaudido allá por donde ha pasado como es Capitán Phillips (2013); sin embargo, aunque creo que es una buena película -en la que sobresale, por méritos propios, el enfrentamiento interpretativo entre Tom Hanks y Barkhad Abdi– , no es ni de lejos la película más redonda de Paul Greengras, merced, sobre todo, a un irregular segundo acto que desmerece por completo el fabuloso trabajo cinematográfico de la primera mitad del metraje… [leer crítica]