Inteligencia emocional

En la ciencia-ficción, existe un punto de equilibrio muy delicado entre la pretenciosidad y la honestidad, entre la escasez de recursos o el máximo rendimiento de los mismos. Para los que sentimos una debilidad especial por este género, resulta doblemente gozoso encontrarse con propuestas como Ex Machina (Alex Garland, 2015), una notabilísima propuesta de sci-fi independiente… [leer crítica]

Todas las ediciones domésticas de “Star Wars”

SW400Si sois verdaderos fans de Star Wars, seguro que os habéis encontrado en la tesitura de tener que adquirir, cada pocos años, una nueva edición doméstica de vuestra serie cinematográfica favorita. A estas alturas, y casi cuarenta años después del estreno de la primera de las entregas (o la cuarta, según el orden cronológico de la saga), es verdaderamente complicado saber cuántas versiones han sufrido, sobre todo, las películas de la trilogía original.

En eCartelera.com os ofrezco esta breve guía en seis pasos para aclarar todas vuestras dudas y hacer un pequeño recorrido histórico por todos los formatos oficiales que han ido apareciendo durante los últimos treinta y cinco años, hasta ahora.

Cortocircuito 2.0

Tras el ligero patinazo de Elysium (2013), esperaba que Neill Blomkamp remontara el vuelo, pero después de ver su última película (ya disponible en formatos domésticos), su caso cada vez me recuerda más al de M. Night Shyamalan, que lo suyo con District 9 (2009) fue flor de un día y que aquello no fue talento, sino suerte: Chappie (2015), su última película, es una propuesta en la que casi nada funciona y todo huele a ya contado, a ya conocido, sin atisbo alguno de originalidad ni en el planteamiento ni en el desarrollo… [leer crítica]

Seguiremos a la espera

¡Nueve nominaciones a los Oscar, nueve! ¿Será El gran hotel Budapest (2014) la verdadera gran obra maestra de Wes Anderson que algunos escépticos todavía estamos esperando? Pues va a ser que no: aunque la cinta es visualmente curiosa y nos ofrece una historia verdaderamente agradable, su fino -finísimo- humor es tan sutil que a mí me deja a dos aguas, y prácticamente el interés se reduce a descubrir el rosario de conocidísimos rostros que van desfilando por la pantalla… [leer crítica]