Odiosas comparaciones

La esperadísima -y muy promocionada- nueva película de Daniel Monzón ya ha superado el récord de recaudación en su primer fin de semana a Ocho apellidos vascos (Emilio Martínez-Lázaro, 2014); una buena noticia sin duda para animar siquiera levemente el maltrecho estado actual de nuestra pírrica industria cinematográfica, habida cuenta de la escasez de títulos españoles que han llegado a las salas durante la temporada estival…

El boca-oído y las (merecidas) buenas críticas que está recibiendo El niño le auguran una buena carrera comercial; y aunque el film se construye con no pocos elementos habituales del cine negro -narcotráfico, guerras de mafias, corrupcioón policial, lealtades traicionadas- y le falta la tensión y contundencia sin cuartel de Celda 211 (2009), lo cierto es que poco o nada se le puede reprochar a este thriller que cuenta con Luis Tosar, Sergi López, Eduard Fernández, Bárbara Lennie y el debutante Jesús Castro al frente del reparto… [leer crítica en Cultura En Guada]

Mátalos… de aburrimiento…

Nos la han vendido como la gran apuesta actual del cine negro independiente y ha resultado ser un tostón autocomplaciente completamente vacuo y sin trascendencia alguna: Mátalos suavemente, con Brad Pitt, Richard Jenkins, James Gandolfini y Ray Liotta al frente del reparto, es, como poco, una de las más inesperadas decepciones de entre los Estrenos 2012.