#BlogosDeOro 2018: Análisis de los baratometrajes finalistas

Ya estamos en la recta final de la quinta edición de los Blogos de Oro, los premios virtuales que eligen y entregan casi doscientos blogueros de cine. Un jurado del que tengo el honor de formar parte desde su segunda convocatoria y cuya gala (tuitera) de este 2018 se celebrará* con la presencia, ya confirmada, de nombres tan destacados como Anna Castillo, Leticia Dolera, Lucía Jiménez, Macarena Gómez o Jaime Ordóñez.

Cerrados y entregados ya los votos de los académicos, es momento de hacer repaso de algunas de las categorías más destacadas y especiales de estos premios. Vamos hoy, en este primer avance, con los llamados baratometrajes: Dice mi buen colega y amigo Ramón Bernadó que estas producciones independientes “caen simpáticas por principios”, y que por ello, a la hora de analizarlas y comentarlas, “se suele ser más indulgente y generoso”. Partiendo de ese principio con el que estoy de acuerdo, debo decir que en esta edición, más que en otras anteriores -al menos que yo recuerde-, hay propuestas que confunden el término independiente con aficionado. Y mientras las primeras son obras que, a pesar de su evidente economía de medios y sus protagonistas alejados del star-system patrio, tienen una factura más que cuidada y unos planteamientos narrativos osados y valientes, las segundas no pasan de ser piezas excesivamente amateurs que difícilmente pasarían el corte en un festival de nivel medio. Ejemplos de ambos extremos encontramos en la categoría que hoy nos ocupa.

‘La mano invisible’ o la performance de la explotación laboral.

Ejemplo perfecto de lo que puede ser una gran película independiente: once actores -algunos de ellos, rostros conocidos como Josean Bengoetxea, Bárbara Santa Cruz, Daniel Pérez Prada o Marina Salas, entre otros-, apenas cinco escenarios y una parábola demoledora sobre los límites de la dignidad en el trabajo. Si te contratan para que hagas tu oficio ante el público en un teatro alternativo, fíate tú de las condiciones laborales -que pueden cambiar arbitrariamente de la noche a la mañana- o del compañero (desconocido) que tienes al lado. Y, a todo esto, frente a la mirada inquisitiva de unos espectadores que se creen con derecho a todo por haber adquirido una entrada… gratis. Como en ‘El experimento’ (Oliver Hirschbiegel, 2001), un entorno cerrado y un par de normas estrictas son ingredientes suficientes para explotar y retorcer los límites de la moral, tanto del individuo como masa social. Quizá la cinta no sea del todo redonda, pero su potencial es tan demoledor, su realización tan bien cuidada y sus actores y actrices están tan bien afinados, que deja un fantástico sabor de boca.

‘Dhogs’: Esto no es un juego.

Si perversa es la mirada que David Macián hace sobre nuestra sociedad laboral actual, mucho más negra y desgarradora es la lupa que sitúa Andrés Goteira sobre ‘Dhogs’. Con un planteamiento visual y escénico tan rompedor como desconcertante -durante gran parte del metraje, uno no sabe si está viendo una película, una obra de teatro o qué- y una (falsa) división por episodios, la cinta, de visionado nada fácil por su complejo subtexto y su terrible y antiestético sentido de la violencia, se revela como un terrorífico cuento para adultos que nos muestra, quizá con excesivos recovecos, nuestro innato voyerismo ante las más cruentas atrocidades, así como nuestras más oscuras fantasías si nos dieran la oportunidad de participar en ellas. Si alguna vez has jugado a un simulador de coches y por diversión te has lanzado contra los peatones, esta peli te hará reflexionar. Como pega, le encuentro alguna subtrama fuera de contexto -no termino de pillar lo del taxista-, pero, por otro lado, nos ofrece una de las interpretaciones femeninas más brillantes de la temporada: Melania Cruz, de quien me considero fan desde ya.

‘La vida y nada más’: Salir del hoyo.

Dos propuestas llegan este año a la categoría desde los Estados Unidos. Antonio Méndez Esparza firma este retrato sobrio y austero sobre la difícil pubertad de su protagonista, un joven afroamericano criado en una familia desestructurada -su padre está en la cárcel, su madre lucha por sacar adelante a sus dos hijos con trabajos mal pagados- en un entorno hostil y opresivo. Durante gran parte de la película, uno tiene la impresión de que el título le viene al pelo, ya que muchas situaciones son tan rutinarias como aparentemente arbitrarias. Pero en seguida uno se da cuenta de que todo está guionizado y planificado, y aunque los actores -todos y cada uno de ellos- están maravillosos, quizá al final nos deje una sensación algo vacía, como que no termina de llegar al meollo de la cuestión. Puede que también le pese, por cercanía en el tiempo, que aún tengamos muy presente la oscarizada ‘Moonlight’ con la que, trasfondo sexual aparte, guarda no poco parentesco.

‘Ekaj’: Bocados de realidad

Vamos a los dos casos que, particularmente, considero de cine aficionado. A ‘Ekaj’, un fresco por momentos espontaneo y naturalista sobre la difícil vida en el submundo de Manhattan, no le pierde su llamativa carencia de medios técnicos -evidente en la calidad de la imagen incluso para un no experto-, sino la vacuidad de su no-historia o no-trama. Retratar el día a día de un joven chapero con innegable fotogenia andrógina –Jake Mestre– puede ser interesante como experimento sociológico, y es en sus escenas de calle donde la cinta gana puntos al no quedar claro si estamos ante una obra de ficción, un documental, un ejercicio biográfico o qué. Pero son los momentos coreografiados -las peleas, la violación- donde la película se cae irremediablemente, con unas interpretaciones forzadas, planificación simplona y montaje torpe.

‘Verano rojo’: Casquería mallorquina

Claro que si ‘Ekaj’ nos deja el sabor amargo de lo que pudo haber sido y no fue, lo de ‘Verano rojo’ no tiene nombre. Nada hay peor, y más en una cinta de género, que saber de antemano todo el desarrollo y final de la película a los cinco minutos de comenzar la proyección. Puedo superar un reparto de tercera regional -que bastante hace con unos personajes de trazo grueso que sobrepasan el término cliché-, puedo hacerme el loco y mirar hacia otro lado cuando conceptos como raccord o etalonaje parecen términos desconocidos para los responsables -o, lo que sería peor, los conocen pero los han obviado deliveradamente-, pero ante la falta de más y mejores mimbres, ¿no podían al menos haberse trabajado el guion para ofrecer algo más que una concatenación de personajes, escenarios y tópicos mil y una veces vistos en el slasher cutre de las últimas cuatro décadas? Está todo tan manido, tan trillado… y ese supuestamente sorprendente giro final -con embutido local de por medio- resulta evidente desde la escena de la tienda de ultramarinos. Por cierto, ¿qué opinarán de ‘Verano rojo’ la Conselleria de Cultura y el Consejo Regulador D.O. Sobrasada de Mallorca? Sinceramente, no creo que les haya hecho mucha gracia.

*Los Blogos de Oro 2018 se darán a conocer el domingo 25 de marzo a partir de las 17h00 en twitter a través de la cuenta https://twitter.com/BlogosDeOro, el hashtag #BlogosDeOro.

[Ir a #BlogosDeOro 2018: Análisis de los cortometrajes finalistas]

[Ir a #BlogosDeOro 2018: Nominadas a Mejor Película Española]

[Ir a #BlogosDeOro 2018: Nominadas a Mejor Película]

Oscars 2018: Pedrea para todos

Lunes, 5 de marzo. 7:30 de la mañana. Me levanto y echo un vistazo al palmarés de los Oscars -ya comenté, hace un tiempo, que desde hace años ya no sigo la ceremonia en directo-. ‘La forma del agua’, Mejor Película. No era mi apuesta -creo que ‘Tres anuncios en las afueras’ es muy, muy superior-, pero me alegro.

Me alegro principalmente por Guillermo del Toro, un latino gordo y feo -ojo, que es él mismo quien se describe así- que no solo me cae la mar de simpático sino que, salvo excepciones, suele hacer un cine muy personal, barroco e imaginativo que atrapa e hipnotiza. La cinta que le ha llevado a lo más alto del firmamento hollywoodiense, y que arrancó su andadura festivalera muy cerquita de aquí -en el 50º Festival de Sitges del pasado año-, a encandilado a crítica, público y académicos, pero la encuentro claramente inferior a otros títulos de su filmografía como ‘El laberinto del fauno’, ‘El espinazo del diablo’ e incluso el primer ‘Hellboy’. Para ser un tenebrosa, romántica y ambivalente fábula para adultos, su simbolismo no es nada sutil y excesivamente evidente, sus personajes demasiado redundantes, su ritmo un pelín anodino y su final claramente previsible.

Por otro lado, que haya triunfado una película tan a favor de la igualdad y claramente posicionada con los loosers, y tan explícitamente telegrafiada contra la actual administración norteamericana -quizá para que así el propio Trump la entienda-, tampoco resulta tan sorprendente como pudiera parecer en una primera lectura. A Hollywood aún le podemos tachar de estar, en líneas generales, chapado a la antigua… pero si ha de ser contestatario, no suele tener demasiado problema en ello. Y así, en una misma noche, aúpa a los altares a un mexicano -sí, uno de esos inmigrantes que el magnate quiere dejar tras un muro infame- con una historia de amor entre distintos -donde limpiadoras, artistas gays y criaturas subacuáticas destilan más humanidad y empatía que el gris hombre del Gobierno- al tiempo que se premia también a una madre coraje frente a la inoperancia policial –Frances McDormand, Mejor Actriz por ‘Tres anuncios’-, a una figura política e histórica de altura como Winston Churchill –Gary Oldman, Mejor Actor por ‘La hora más oscura’– e incluso, en el terreno de los dibujos animados, celebramos la vida y la muerte con la fiesta -también mexicana- de ‘Coco’ -Mejor Largometraje de Animación y Mejor Canción-. ¿Todavía no lo has pillado, Trump? Más claro… el agua.

A la cuarta ha sido la vencida para el veteranísimo James Ivory -Mejor Guion Adaptado por ‘Call Me By Your Name’– que, veinticuatro años después de su última candidatura y tras haberse ido de vacío con ‘Una habitación con vistas’, ‘Regreso a Howards End’ y ‘Lo que queda del día’, logra su primera estatuilla a pocos meses de cumplir noventa años… los mismos que tienen los propios premios. Más veces le ha costado a otro veterano por fin su nombre con las letras doradas de los Oscar: Roger Deakins, Mejor Fotografía por ‘Blade Runner 2049’ después de ¡trece candidaturas fallidas! -dos de ellas, en el mismo año (2008)-.  Jordan Peele, revelación con su -para mí, sobrevaloradísima- ópera prima ‘Déjame salir’, se lleva a casa el premio al Guion Original. ‘Una mujer fantástica’, título que aborda un tema siempre espinoso -al menos, para los cánones del conservadurismo americano- como es la transexualidad, logró el primer Oscar a Mejor Película de Habla No Inglesa para Chile -y segunda estatuilla para el país latinoamericano-. Sam Rockwell, bien; Allison Janney -eterna C.J. de ‘El ala oeste de la Casa Blanca’-, bien… Que ‘El hilo invisible’ iba a conformarse con tener el Mejor Vestuario, ‘Dunkerque’ con el Mejor Sonido -en sus dos y aún confusas acepciones- y que el exbaloncestista Kobe Bryant subiría a recoger el premio por el corto ‘Dear Basketball’ también estaba más que cantado.

En fin, todo muy repartidito, con los zascas necesarios -ahí está ese palito a Harvey Weinstein; Kevin Spacey y Casey Affleck, ni estaban ni se les esperaba-, y una pedrea donde casi todos se van contentos. Echando un ojo a los diferentes resúmenes que pululan por la red, veo que la gala dio para pocas sorpresas. Seguramente, el mejor momento lo protagonizó una hiperventilada McDormand, cuando desde el escenario pidió que se pusieran en pie todas las mujeres nominadas presentes en el auditorio -actrices, productoras, guionistas, montadoras, diseñadoras, etc.- para dejar patente, a ojos de todo el planeta. lo imprescindibles que son ellas en el oficio de hacer cine. “Todas tenemos historias que contar y que necesitan ser financiadas”. Y, dirigiéndose a los hombres, en especial los que dirigen los grandes estudios, sentenció: “No hablemos esta noche en las fiestas, sino dentro de un par de días en sus oficinas”. En una noche donde el movimiento #MeToo hizo menos ruido del previsto, sus emocionantes palabras, sin duda, calarán más que cualquier hashtag.

[Listado completo de ganadores en http://oscar.go.com/winners]

Ya tenemos nominad@s a los #BlogosDeOro 2018

¡Ya están aquí! Por quinto año consecutivo -¡todo un lustro!-, los mejores blogueros de cine y un servidor elegiremos nuestros favoritos de la pasada temporada tanto en la pequeña como en la gran pantalla: ya están aquí los #BlogosDeOro 2018.

Tras una primera ronda de votaciones vía online, el pasado viernes 2 de marzo se hacían públicos, en una gala presencial en Barcelona presentada nuevamente por el actor y monologuista Víctor Parrado, los nombres de los finalistas. Me alegra ver que muchos de mis favoritos particulares han logrado colarse entre los nominados, muy especialmente aquellos que, quizá por participar con títulos de género, tienen imposible optar a rascar premio en los certámenes gordos y de prestigio internacional. Sí, los Blogos no tendrán la pompa ni el eco mediático de los Oscar o los Goya, pero decidme en qué otra fiesta cinéfila parten con el mismo reconocimiento el último y crepuscular héroe de adamantium de Hugh Jackman en ‘Logan’ o el multiversátil James McAvoy de la muy reivindicable ‘Múltiple’ con el asentadísimo Javier Gutiérrez de ‘El autor’; o que haya puesto en un lugar de honor merecidísimo a la -quizá incomprendida- ‘madre!’ de Aronofsky; o que brinde una oportunidad real de difusión a cortos y baratometrajes, en una clarísima apuesta por el talento nacional emergente.

Est@s son l@s candidat@s:

Mejor Actriz en una serie
Aura Garrido por “El ministerio del tiempo”
Carrie Coon por “The Leftovers”
Elisabeth Moss por “El cuento de la criada”
Malena Alterio por “Vergüenza”
Nicole Kidman por “Big Little Lies”

Mejor Actor en una serie
Alexander Skarsgård por “Big Little Lies”
Javier Gutiérrez por “Vergüenza”
Jonathan Groff por “Mindhunter”
Nacho Fresneda por “El ministerio del tiempo”
Tom Hardy por “Taboo”

Mejor Serie española
El ministerio del tiempo
La casa de papel
Las chicas del cable
Merlí
Vergüenza

Mejor Serie
Big Little Lies
El cuento de la criada
Mindhunter
Rick y Morty
Twin Peaks

Mejor Banda sonora
Alexandre Desplat por “La forma del agua”
Benj Pasek y Justin Paul por “El gran showman”
Hans Zimmer por “Dunkerque”
Leiva y varios artistas por “La llamada”
Steven Price y varios artistas por “Baby Driver”

Mejor Película de animación
Coco
En este rincón del mundo
Loving Vincent
Tadeo Jones 2. El secreto del Rey Midas
Your name

Mejor Actor de reparto
David Verdaguer por “Verano 1993”
Jaime Ordóñez por “El bar”
Michael Shannon por “La forma del agua”
Patrick Stewart por “Logan”
Sam Rockwell por “Tres anuncios en las afueras”

Mejor Actriz de reparto
Adelfa Calvo por “El autor”
Allison Janney por “Yo, Tonya”
Ana de Armas por “Blade Runner 2049”
Belén Cuesta por “La llamada”
Michelle Pfeiffer por “Madre!”

Mejor Actor principal
Gary Oldman por “El instante más oscuro”
Hugh Jackman por “Logan”
James Franco por “The Disaster Artist”
James McAvoy por “Múltiple”
Javier Gutiérrez por “El autor”

Mejor Actriz principal
Daniela Vega por “Una mujer fantástica”
Frances McDormand por “Tres anuncios en las afueras”
Jennifer Lawrence por “Madre!”
Jessica Chastain por “Molly’s Game”
Sandra Escacena por “Verónica”

Mejor Guión
Darren Aronofsky por “Madre!”
David Lowery por “A Ghost Story”
Guillermo del Toro y Vanessa Taylor por “La forma del agua”
Martin McDonagh por “Tres anuncios en las afueras”
Paco Plaza y Fernando Navarro por “Verónica”

Mejor Cortometraje Estrella
“72 %” de Lluis Quílez
“La habitación de las estrellas” de Ilune Díaz
“Marta no viene a cenar” de Macarena Astorga
“The App” de Julián Merino
“Podéis ir en paz” de Manuel Aguilar

Mejor Dirección
Carla Simón por “Verano 1993”
Christopher Nolan por “Dunkerque”
Darren Aronofsky por “Madre!”
Guillermo del Toro por “La forma del agua”
Kathryn Bigelow por “Detroit”

Mejor Baratometraje
“Dhogs” de Andrés Goteira
“Ekaj” de Cati González
“La vida y nada más” de Antonio Méndez Esparza
“La mano invisible” de David Macián
“Verano Rojo” de Carles Jofre

Mejor Película española
Handia
La llamada
Perfectos desconocidos
Verano 1993
Verónica

Mejor Película
A Ghost Story
Dunkerque
La forma del agua
Madre!
Tres anuncios en las afueras

 Ahora, como un gran poder conlleva una gran responsabilidad, toca ponerse al día para poder elegir con honesta responsabilidad. Serán muchas horas de visionado y reflexión de aquí al 19 de marzo, día tope que tenemos los jurados para enviar nuestras votaciones. Toda una tarea que llevaremos con honor y con placer.

PD: La gala virtual de entrega de premios tendrá lugar el 25 de marzo, desde las 17h00, vía Twitter bajo el hashtag #BlogosDeOro.

EsRadio Guadalajara: Jaume Palau, ‘De vacaciones por los Siete Reinos’

Tras un largo parón navideño, toca volver a la sección de cultura en EsRadio Guadalajara, y además con un invitado muy especial: Jaume Palau, experto en rutas de cine y turismo cinematográfico, miembro fundador de la asociación España de Cine y con quien ya charlamos en marzo de 2017, presentará en la biblioteca provincial, en Alcalá de Henares y en Molina de Aragón su último libro, ‘De vacaciones por los Siete Reinos’, una completísima guía de viajes por los escenarios naturales de todo el mundo que han hecho realidad el mundo imaginario de George R.R. Martin y ‘Juego de Tronos’.

Aquí tenéis el podcast:

Descargar podcast