‘Election: La noche de las bestias’: No va más

the-purge-election-year-poster-3.jpgLa eficacia y excelente taquilla de ‘The Purge: La noche de las bestias’ (2013) propició una rápida secuela -firmada también por James DeMonaco– que, contra pronóstico, potenciaba y mejoraba lo apuntado en la primera cinta. Sin ‘Anarchy: La noche de las bestias‘ era un complemento perfecto para un interesante díptico distópico y subersivo, esta tercera entrega se queda demasiado pronto sin argumentos, repitiendo una fórmula ya conocida y con un macguiffin que no engancha.

Podéis leer mi crítica de ‘Election: La noche de las bestias’ en Cultura En Guada.

El almíbar en tiempos de guerra

Cuenta atrás para el estreno mundial de El despertar de la Fuerza, y en eCartelera.com estamos publicando semanalmente una serie de reportajes especiales -de carácter crítico, minucioso y subjetivo- donde media docena de redactores y colaboradores repasamos, una a una, cada entrega de la saga cinematográfica de Star Wars.

No sé si he tenido la suerte o la fortuna de que el azar me haya otorgado el análisis del Episodio II – El ataque de los clones (George Lucas, 2002), ya que si todos coincidimos en que, probablemente, sea la segunda peor entrega del serial -sólo superada por la insulsamente infantil e intrascendente Amenaza fantasma de 1999- , bien es verdad que cuanto peor es la peli, más disfruta el crítico perverso…

No, si leéis este reportaje especial, veréis que, en el fondo, no he ido a hacer sangre. Y podría haberlo hecho.

Días contados

Brendan Gleeson, enorme y sutil, nos ofrece una brillante interpretación en esta parábola sobre el egoismo humano en un mundo desquiciado. Sin duda, su trabajo es lo más memorable en Calvary (John Michael McDonagh, 2014), una cinta espléndida por momentos pero de ritmo algo irregular y a la que no es fácil enfrentarse… [leer crítica en Cultura En Guada]

Un caramelito envenenado

Hacía más de veinte años que no veía Los tramposos, aparentemente una comedia ligera dirigida por Pedro Lazaga en 1959 con un reparto plagado de rostros habituales del cine español de la posguerra –Tony Leblanc, Antonio Ozores, Conchita Velasco, Laura Valenzuela y la aparición especial de José Luis López Vázquez, entre otros- . Sin embargo, hoy la he redescubierto, literalmente, pues bajo su apariencia de producto simpático e intrascendente, resulta que uno puede encontrar bastantes dosis de sutil ironía y mala baba a la hora de retratar la sociedad española de aquellos años… [leer más]