Vigilantes agotados

Men In Black (Barry Sonnenfeld, 1997) fue toda una sorpresa: bajo la apariencia de insulso blockbuster nos encontramos un divertidísimo cómic fantástico en el que no faltaba cierta dosis de ironía y una buena química entre el veterano Tommy Lee Jones y el por entonces jovencito Will Smith. Años más tarde, Men In Black II (m.d., 2002) perdió el factor sorpresa, pero su sentido del espectáculo y su desenfadado humor seguían intactos y dieron como resultado una más que digna secuela. Sin embargo, ha pasado toda una década entre esta segunda entrega y Men In Black 3, que este mes nos llega en formato doméstico (DVD, Blue-Ray) y que, a pesar de las sugerentes incoporaciones de Josh Brolin o Emma Thompson, denotan que pesan demasiado los años…

Pearl Harbor 2.0

Battleship o la versión cinematográfica del Hundir la flota (sí, sí, el juego de mesa de toda la vida). Ahí es nada. Mira que me la esperaba mala, pero… ¡tan mala! Independence Day (Roland Emmerich, 1996) al menos era un divertimento desenfadado, e Invasión a La Tierra (Jonathan Liebesman, 2011) emulaba las mejores sensaciones de Aliens, el regreso (James Cameron, 1986). ¿Pero ésto? No sé qué es peor, si el desorbitado presupuesto que se habrán dejado en semejante memez, la sosería innata de Taylor Kitsch o el mal rollo que da ver a un buen actor de carácter como Liam Neeson formando parte de esta aburridísima chufla…

‘Troll Hunter’, terror cutre-fantástico nórdico directo al DVD

A punto ha estado este título de engrosar la sección de Cine Inédito. Y es que, con dos años de retraso y tras haberse visto en pantalla grande -en nuestro país- únicamente en el pasado Fanter Film Festival de Cáceres, Troll Hunter ha saltado la distribución por salas comerciales para salir directamente a la venta directa en DVD.

Se trata de la enésima revisitación a la ya muy trillada fórmula del falso ducumental que tanto se ha explotado desde los tiempos de El proyecto de la bruja de Blair (Daniel Myrick & Eduardo Sánchez, 1999) -el ejemplo más cercano, la hasta ahora inédita Apollo 18 (Gonzalo López Gallego, 2011) que comentamos hace no muchas fechas- , una película sin nada nuevo que aportar al género salvo por el atractivo de los indómitos paisajes noruegos. Sólo para muy fans de los paranormal activitys

Bocados de realidad

El actor Paco León debuta como realizador con esta Carmina o revienta, un docudrama experimental donde realidad y ficción y drama y comedia se entretejen de la mano de Carmina Barrios y María León, madre y hermana respectivamente en la vida real del ahora cineasta.

Una película que todo el mundo debería ver, más allá de por su valor cinematográfico per se, por lo que su audaz y valiente ha logrado al empeñarse en estrenarla simultáneamente en salas comerciales, DVD, TV de pago e internet mediante la descarga legal V.O.D.: una hazaña que la ha convertido en todo un éxito de público y que hace replantearse el férreo y arcaico sistema de distribución y exhibición que existe en nuestro país. Este es sin duda uno de los grandes estrenos del año 2012.