Seguiremos a la espera

¡Nueve nominaciones a los Oscar, nueve! ¿Será El gran hotel Budapest (2014) la verdadera gran obra maestra de Wes Anderson que algunos escépticos todavía estamos esperando? Pues va a ser que no: aunque la cinta es visualmente curiosa y nos ofrece una historia verdaderamente agradable, su fino -finísimo- humor es tan sutil que a mí me deja a dos aguas, y prácticamente el interés se reduce a descubrir el rosario de conocidísimos rostros que van desfilando por la pantalla… [leer crítica]

No sin mi hija

Marsella (Belén Macías, 2014) es un más que interesante drama que refleja, bajo su apariencia de road-movie maternofilial, una realidad social de plena actualidad en nuestro país, apoyada además en un magnífico triángulo protagonista. Sin embargo, introduce una subtrama de narcothriller que merma el conjunto… [leer crítica]

Pesadilla subversiva

Apenas un año después del curioso éxito de The Purge. La noche de las bestias (2013), irregular pieza de Serie B con pretensiones distópicas, el director James DeMonaco vuelve a ponerse tras la cámara para ofrecernos una nueva mirada a su pesadilla nocturna, y, lejos de repetir la fórmula de una secuela al uso, se anima a realizar una afortunada cinta que amplía los planteamientos y posibilidades de su pesadilla futurista. Ya disponible en formatos domésticos y plataformas digitales [leer crítica]