A la sombra del hombre-pájaro

Me ha costado una semana entera poner en orden mis pensamientos acerca de Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia) y, a pesar de haber madurado convenientemente este post, aún no tengo muy claras mis sensaciones en torno a la cinta de Alejandro G. Iñárritu. Conmovedora e hipnótica, y a la vez desconcertante y ambigua, se trata de un film que me ha dejado completamente descolocado, pero me temo que, al menos a día de hoy, no ha conseguido cautivarme como a otros… [leer crítica]

Seguiremos a la espera

¡Nueve nominaciones a los Oscar, nueve! ¿Será El gran hotel Budapest (2014) la verdadera gran obra maestra de Wes Anderson que algunos escépticos todavía estamos esperando? Pues va a ser que no: aunque la cinta es visualmente curiosa y nos ofrece una historia verdaderamente agradable, su fino -finísimo- humor es tan sutil que a mí me deja a dos aguas, y prácticamente el interés se reduce a descubrir el rosario de conocidísimos rostros que van desfilando por la pantalla… [leer crítica]

Aquellos maravillosos años

Wes Anderson, director de las peculiares Life Acuatic (2004), Viaje a Darjeelen (2007) o Fantástico Sr. Fox (2009), entre otras, prosigue su muy particular carrera con este Moonrise Kingdom que ya está disponible en formato doméstico, y que muestra las andanzas de dos jóvenes treceañeros que en verano de 1965 decidieron fugarse para desconcierto de padres, tutores, autoridades locales y boy-scouts.

Un reparto encabezado por Bruce Willis, Edward Norton, Frances McDormand, Bill Murray, Tilda Swinton, Harvey Keitel y Bob Balaban arropa a los debutantes Jared Gilman y Kara Hayward, sin duda lo mejor de la función en un film curioso pero algo irregular… [leer crítica]

Un ‘Bourne’ sin Bourne

Tony Gilroy, guionista de toda la saga cinematográfica creada alrededor del espía creado por Robert Ludlum, es el encargado de dirigir esta descafeinada cuarta entrega en la que por no aparecer, no está ni el héroe que da título a la serie y a la cinta. El legado de Bourne es una inesperadamente sosa y típica cinta de acción, carente de ritmo y con un héroe, Aaron Cross -el emergente Jeremy Renner– , resultón pero sin carisma, al que acompañan/persiguen Rachel Weisz, Edward Norton y Oscar Isaac, entre otros. Un estreno sólo apto para conformistas del género.