Apocalipsis ahora

Nadie como David Fincher supo retratar a toda una generación desencantada abocada a llevar sobre sus hombros el peso del fin del milenio. El Club de la Lucha es, en apariencia, una peli de acción y combates, pero en el subtexto podemos hallar una fábula postmoderna sobre el inconformismo, la rebeldía y la lucha contra los estatus sociales y económicos preestablecidos; un film radical y diferente, que entra por méritos propios entre mis Clásicos del s. XX.