‘La Bella y la Bestia’ (2017): Entre lo deslumbrante y lo inocuo

¿Hace falta comentar una película que ya a priori me parecía bastante innecesaria? Quizá ‘La Bella y la Bestia’ (Bill Condon, 2017) dé para pocas reinterpretaciones, o incluso, de haberlas, también las hubiéramos criticado. Entretiene y funciona; si de crío disfrutaste en el cine con la de dibujos, ahora puedes compartir esa experiencia con tus hijos. Y si esa es toda su misión, desde luego que la cumple, y con creces.

Podéis leer aquí la crítica completa en Cultura EnGuada.

Falto de carácter

Sinceramente: ni Alejandro Amenábar era un genio indiscutible cuando todos le aplaudían su primeras -y, por otro lado, magníficas- películas ni ahora es un pufo de cuidado. Y Regresión (2015), su última obra, objetivamente no tiene un solo fallo desde el punto de vista formal. Entonces, ¿qué es lo que no encaja? Pues que su excesiva frialdad y su evidente pragmatismo no deja lugar a todo aquello que hace orgánico al cine: pasión, audacia, chispa, inspiración… llamadlo equis. [leer crítica en Cultura En Guada]

Desmadre a la americana

Juerga hasta el fin podría haberse convertido en una de esas comedias locas, desmadradas y geniales que en no pocas ocasiones nos regaló el Hollywood de los ochenta. Sin embargo, la propuesta de Jay Baruchel, Seth Rogen, James Franco y el resto de su pandilla de actores y famosillos en medio del apocalipsis no termina de funcionar del todo, y a pesar de tener un par de buenos momentos, da la impresión de que este excesivamente alargado chiste está pensado para deleite de sus propios protagonistas y sus más incondicionales fans… [leer crítica]

Honesta crónica de juventud

Entre tanto niño mago, jóvenes vampiros y hombres-lobo adolescentes, se agradece que por fin regresemos a un instituto normal, repleta de gente normal y que vive situaciones de lo más normales. Realismo puro, honesto y veraz que es lo que emana por los cuatro costados Las ventajas de ser un marginado, que dirige Stephen Chbosky a partir de su propia novela homónima, y que cuenta con una pléyade de espléndidos actores, desde los jovenes Logan Lerman, Emma Watson y Ezra Miller hasta los ya veteranos Paul Rudd, Dylan McDermott o Kate Walsh[leer crítica]