El pan nuestro de cada día

Como os comenté la semana pasada, gracias al concurso vía Twitter #guionistter de Morena Films cinco afortunad@s pudimos asistir a la presentación y preestreno oficial de Elefante blanco (si tienes Facebook, puedes ver algunas fotos pinchando aquí), la nueva película de Pablo Trapero que protagonizan Ricardo Darín, Jérémie Reinier y Martina Gusman.

Elefante blanco es un contundente drama social que retrata el silencioso drama diario que se vive en las villas, barriadas pobres de Buenos Aires donde la marginalidad, el trapicheo de drogas y los sangrientos enfrentamientos entre bandas rivales son el pan nuestro de cada día.

A partir del viernes 13 de julio podremos ver esta película en nuestras salas; de momento, y como aperitivo, aquí os dejo mi crítica de lo que sin duda es uno de los más esperados estrenos de la temporada.

¿Quién-es-ese-hoooombreeeee?

Desde la vecina Francia llega a nuestras salas La delicadeza, tragicomedia romántica protagonizada por Audrey Tautou… aunque lo cierto y verdad es que quien aquí se merienda la pantalla es su partenaire François Damiens, quien nos regala todo un inolvidable personaje -torpe, introvertido, callado, timorato, bonachón, genial- en una cinta edulcorada pero nada empalagosa. Una buena opción para los que gustan del romanticismo bienintencionado.

Con la Iglesia hemos topado

Una pequeña joyita mexicana nos llega como un soplo de aire fresco a la cartelera: Cinco días sin Nora, una satírica tragicomedia negra en la que no se libra ninguno de los estatus sociales, económicos, familiares y religiosos de hoy en día; todo un descubrimiento que protagoniza, de pleno derecho, nuestro estreno de la semana.

La parada de los monstruos

Aunque no es tan tontorrona como el tráiler nos hacía prever, Sombras tenebrosas -enésima colaboración profesional entre Johnny Depp y Tim Burton, a partir de una serie televisiva americana de los sesenta- no es la peor película de su director, pero está bastante lejos de estar entre las mejores… como (demasiadas) otras veces, Burton nos trae una obra entretenida pero efímera, sin garra, personalidad ni demasiado para la imaginación. Una pequeña decepción algo esperada entre nuestros estrenos.