Blogos de Oro: buenrollismo y ‘trending topic’

Como ya sabéis, el pasado domingo se entregaron los Blogos de Oro, unos galardones otorgados por votación popular de blogueros del Séptimo Arte y que organiza la web Cine de Patio. Una cita a la que, como ya os conté, servidor acudía por vez primera y por partida doble, y en la que no ha habido ni alfombra roja, ni cobertura mediática, ni photocall ni los -irónicamente, muy solicitados- típicos números musicales. De hecho, el evento ha sido 100% virtual: seguido, compartido, comentado y debatido en Twitter desde las cinco de la tarde y que se ha prolongado durante unas emocionantes y divertidísimas tres horas y media que, a diferencia de otras galas, se han pasado en un suspiro.

ganadores_blogos_15
Genial fotomontaje realizado por @cine_indoor con algunos de los ganadores de los #BlogosDeOro / (C) https://twitter.com/cine_indoor

¿Por qué son más disfrutables estos Blogos que otras (más glamourosas) entregas de premios? Primero, porque la tónica general ha sido la activa participación de todos los que, bajo el hastag #BlogosDeOro, comentábamos cada premio, cada nominación, si preferíamos que ganase tal actor/actriz o, en el debate más delirante de la tarde, cuál era el pestiño del año –honor que finalmente recayó en Transformers: La era de la extinción (Michael Bay, 2014)- . Segundo, aunque si nos limitamos a ver fríamente la lista de nominados y premiados pudiera parecer que esto ha sido un sucedáneo de otros eventos mayores -llámense Goya u Oscar- , el hecho de participar en la votación hace que uno se sienta más implicado en el resultado, siendo mayúsculas tanto las alegrías –“yo también voté a este”– como las decepciones –“¿pero cómo puede ganar fulanito estando menganito?”– , pero siempre con buenrollismo, deportividad y  camaradería, donde ni siquiera pesó la ausencia de Álex de la Iglesia, invitado a inaugurar esta segunda edición, al que un imprevisto técnico le dejó out y que retrasó unos minutos el inicio de la cita.

El palmarés nos dejó varios nombres propios: J.K. Simmons ha sido, por derecho propio, el secundario de lujo del año gracias a su trabajo en Whiplash (Damien Chazelle, 2014); La Lego película (Philip Lord & Chris Miller & Chris McKay, 2014) se reivindicó como Mejor Film de Animación; Interstellar (Christopher Nolan, 2014) se marchó con el doble de premios que en Hollywood -dos: Mejor BSO para Hans Zimmer y Mejores Efectos Especiales- ; Birdman (Alejandro G. Iñárritu, 2014)  se confirma como tendencia entre los bloggers -cuatro premios: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guion y Mejor Actriz de Reparto para Emma Stone– ; el reconocimiento al injustamente olvidado Jake Gyllenhall -Mejor Actor Protagonista por Nightcrawler (Dan Gilroy, 2014)- ; la reafirmación de La isla mínima (Alberto Rodríguez, 2014) como mejor cinta española; y, como colofón, las palabras de la mismísima Bárbara Lennie en las redes cuando le chivaron que había sido elegida como Mejor Actriz Protagonista por los internautas gracias a su trabajo en Magical Girl (Carlos Vermut, 2014).

blogos_barbaraNervios, también, para algunos que esperábamos con cierta impaciencia el premio al Mejor Cortometraje, un reconocimiento que, como los importantes, se hizo esperar. Caramelo, de Roberto Rupiastre, fue finalmente el elegido. Aunque suene a postureo o falsa modestia, os digo de verdad que no me importó que no ganara Díselo tú; como ya he dicho en otras ocasiones, creo que este corto, estrenado hace ya casi cinco años, está ya más que amortizado, y los Blogos de Oro me han dado la oportunidad de mostrarlo ante mucha gente con los que espero seguir compartiendo inquietudes cinéfilas a través de las redes sociales.

Sin duda, ésto fue lo verdaderamente emocionante y noble: la sensación de verdadera comunión entre todos los que, por amor al cine, nos juntamos (virtualmente) una tarde de domingo para charlar, debatir e interactuar. Además de conocer a gente magnífica, cerramos la velada con el orgullo de saber que, aunque Twitter nos trolleó un par de veces, #BlogosDeOro llegó a ser trending topic en España.  Todo un hito del que sentirse orgullosos.

A los organizadores, a los ganadores y a todos los participantes… Enhorabuena por hacer realidad esta maravillosa idea. ¡Y a por la tercera edición!

Sin salirse del guion

GALA DE LA 29 EDICIÓN DE LOS PREMIOS GOYALa edición número 29 de los Premios del Cine Español, los Goya, sin duda será recordada en años venideros por su excesiva duración –tres horas y cuarenta y cinco minutos, casi una hora por encima de lo previsto- , por la suavidad de los discursos –hay quienes ya hablan de un pacto de no agresión entre la Academia y el Gobierno- , por los altibajos de una gala plagada de tópicos chascarrillos en el guion y de incomprensibles fallos en la realización televisiva, y por confirmar, ya sin género de dudas, a Alberto Rodríguez y La isla mínima como los grandes triunfadores de la temporada, cosechando nada menos que diez cabezones –igualando la marca de Blancanieves (Pablo Berger, 2012) y quedándose a cuatro de ¡Ay, Carmela! (Carlos Saura, 1990) y a cinco del récord de Mar adentro (Alejandro Amenábar, 2004)- .

Vayamos por partes: sin la emoción de tener a un alcarreño entre los finalistas –lo del origen molinés de Álex Catalán no lo he sabido hasta esta misma mañana- , seguí la ceremonia con un ojo puesto en la tele y otro en Twitter. De hecho, debo agradecer infinitamente a todos los blogueros, followers, cinéfilos y espontáneos que tuvieron a bien interactuar y debatir conmigo la velada a través de la citada red social: fue una verdadera tabla de salvación para sobrellevar los momentos más plomizos de la misma. Ya desde el inicio, hubo un runrún en los hastags #Goya2015 y #Goyas2015 –aunque el oficial era el segundo, el primero fue trending topic durante buena parte de la noche- : ¿ese número de apertura con Ana Belén, Eduardo Noriega, Lolita, Miguel Poveda, Hugo Silva… era en playback o el audio estaba desincronizado? La duda no se despejó ni en las intervenciones ni en otros momentos musicales de la gala, ya que el desfase iba y venía. Por cierto, que esa obertura terminó con una nutrida representación de actores en el escenario cantando, ante las mismísimas narices del ministro José Ignacio Wert, un Resistiré que entonces sonaba a declaración de intenciones; luego hubo quien pensó que, en realidad, ya estaban anunciando lo inesperadamente larguísima que iba a ser la ‘fiesta del cine español’…

29ª edición de los Premios Goya 2015 - Beso de Dani Rovira y Clara LagoDani Rovira salió algo acelerado, pero poco a poco se asentó sobre las tablas y nos regaló buenos momentos gracias a su complicidad con Javier Gutiérrez, Antonio Banderas o Penélope Cruz. Fue sin duda de lo más destacable, incluso cuando tuvo que sacar adelante una serie de chistes bastante flojos que provocaban cierto sonrojo, supo mantener el nivel incluso después de saberse ganador del Goya al Mejor Actor Revelación por su trabajo en Ocho apellidos vascos -y de haber protagonizado el momentazo de la noche con su compañera Clara Lago– y proclamó hasta dos veces su afición por ¡la miel de la Alcarria! ¿En Peñalver habrán tomado nota para proponerle para el próximo Peso En Miel?

http://www.ivoox.com/dani-rovira-miel-alcarria_md_4053420_wp_1.mp3″

Descargar audio

Por ponerle un pero tanto a él como a sus también premiados compañeros Karra Elejalde y Carmen Machi: todos alabaron a su director, el ausente Emilio Martínez-Lázaro, pero ninguno dedicó una sola palabra a los guionistas del film, Borja Cobeaga y Diego San José. Muchas críticas en la red ante tal descuido. Emotivas, eso sí, las dedicatorias de Elejalde y Machi para los desaparecidos Álex Angulo y Amparo Baró.

Antes hablaba de la ligereza de los discursos. Y es que si bien el presidente Enrique González-Macho fue bastante contundente a la hora de exigir la reducción –o eliminación- del IVA cultural –poniendo como ejemplo a países como Francia o Estados Unidos, “que hacen del cine una cuestión de estado”– y Pedro Almodóvar salió a escena con un tajante “saludo a todos los amigos y amantes del cine, usted señor Wert no está incluido”, ninguno de los premiados, a diferencia de años anteriores, hizo referencia Goyas2015_777albertoralguna a temas como la corrupción, los desahucios o los enfermos de Hepatitis C. Nadie se salió de los clásicos agradecimientos a familiares, amigos y compañeros de nominación. Willy Toledo, Alberto San Juan, Pilar y Javier Bardem no estuvieron anoche. Para bien o para mal, se notó.

Otro tema que caldeó bastante las redes fue, otro año más, el trato que se dispensa a los cortometrajistas. En un intento de enterrar enfrentamientos pasados, González-Macho dedicó el final de su discurso a este colectivo con unas palabras con cierto aire de paternalismo; algo que se le podría perdonar si no fuese porque aprovecharon para subir -de rondón, con nocturnidad y alevosía- al escenario a todos los nominados para sentarles en sillitas plegables, no presentarles –hubiera estado bien si la Academia hubiese promocionado una pequeña ovación para ellos- y acortar notablemente el recorrido de los ganadores hasta el atril, impidiéndoles su paseíllo de gloria como el resto de triunfadores. De nuevo, un trato diferenciador que emborronó un momento que últimamente siempre es polémico. En fin…

Largos, muy largos fueron los discursos. Muy cacareado el del propio González-Macho -¡nueve minutazos!- , pero Giovanni Maccelli –Mejor Cortometraje de Animación- y Banderas no se quedaron atrás: el primero, con un speech que casi duró más que su propio corto; el segundo, con una ristra de folios en el que repasó todo lo humano y diGoyas2015_banderasvino del arte y la cultura españoles. Pero me gustaron las palabras del Goya de Honor, no sólo por reivindicar nuestro patrimonio cultural, sino por dedicar su homenaje “a todos aquellos que hacen cine pero que nunca ganarán un premio”: conductores, pintores, escultores, eléctricos, catering…

Muy mal la realización televisiva de TVE, seguramente de las peores de los últimos años. Incontables fueron las veces que pincharon cámaras locas, una vez se fueron a negro, otra pincharon una señal distorsionada, evitaron –siempre que fue posible- primeros planos del ministro… y, sobre todo, no tuvieron la habilidad de reducir la duración de la gala cuando esta se iba de las manos: a la 1:15 de la madrugada, y faltando aún cinco galardones por entregar, no se puede dar paso a otra actuación musical, por mucho que esté en escaleta.

Lamentable el número de Álex O’Dogherty a lo Ross Geller –Friends– creando ‘su música’. Se echó muchísimo de menos a los Muchachada Nui –Alfonso Sánchez y Alberto López tienen gracejo, pero su número era un sosías de Faemino y Cansado- . Se extrañó también la presencia de los anteriores ganadores -¿estaban Javier Cámara, Marián Álvarez, Javier Pereira, Natalia de Molina, Fernando Franco, Roberto Álamo…?- . Y, desde el punto de vista del reparto de premios, creo que es una verdadera lástima que, en un año tan prolífico, rico y variado para el cine español, una cinta se haya llevado casi todo y el resto hayan tenido que conformarse con las migajas. En algunos casos, ni eso.

Una gala plana, larga, deslucida, previsible y autocomplaciente. Precisamente, todo lo contrario de lo que ha sido la cosecha de este pasado 2014. Esperemos que, después del peñazo goyesco, nuestros espectadores no vuelvan a salir huyendo…

[Palmarés completo de los Goya aquí]

Conversaciones de cine: Especial previa Premios Goya

Teniendo como tenemos a un paisano castellano-manchego entre los nominados, era inevitable que las ‘Conversaciones de cine’ de esta semana lo adelantáramos a hoy sábado, apenas a unas horas de que comience la ceremonia, en un especial previa Premios Goya 2015 con Juanfer Andrés, quien puede llevarse a casa -con permiso de su compañero Esteban Roel– el cabezón a la Mejor Dirección Novel gracias a su ópera prima Musarañas (2014).

Como esta es una edición especial, no hemos hablado de pelis clásicas, pero sí comentamos las cinco finalistas: Loreak (Jon Garaño & José Mari Goenaga, 2014), Magical Girl (Carlos Vermut, 2014), Relatos salvajes (Damián Szifrón, 2014), El niño (Daniel Monzón, 2014) y La isla mínima (Alberto Rodríguez, 2014).

Macarena Gómez y Pedro Solís también se pasan por los micros de ‘A vivir que son dos días’ en SER Castilla-La Mancha. ¡Un podcast irrepetible!

http://www.ivoox.com/conversaciones-cine-especial-previa-premios-goya_md_4051451_wp_1.mp3″ Descargar podcast

Globos de Oro 2013: sorpresas y renacimientos

globosdeoroLa pasada madrugada se han entregado los famosos Globos de Oro, unos premios que siempre me han hecho mucha gracia por dos conceptos: 1) No sé muy bien por qué siempre se les ha considerado la “antesala de los Oscar” -éstos galardones los conceden los corresponsales de la prensa extranjera, mientras que aquéllos son otorgados por la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood; así que una de dos, o es una etiqueta arbitraria o por lo general no hay disparidad de criterios entre unos y otros- y 2) Siempre me ha parecido mucho más acogedora la puesta en escena de ésta, con nominados e invitados en torno a mesas de restaurán, escuchando, aplaudiendo y celebrando como si estuvieran en una gran boda.

Sin entrar demasiado en materia, cabe destacar el gran triunfo de Argo (Mejor Película Dramática y Mejor Director, Ben Affleck) y Los Miserables (Mejor Comedia o Musical y premios de interpretación para Hugh Jackman y Anne Hathaway) por delante de la que a priori partía como favorita, el Lincoln de Steven Spielberg, que ha tenido que conformarse con el reconocimiento a la labor interpretativa de Daniel Day-Lewis. Django desencadenado ha cumplido con dos distinciones (Mejor Actor de Reparto para Christoph Waltz y Mejor Guión para Quentin Tarantino) y el austríaco Michael Haneke se ha alzado con el premio a Mejor Película de Habla no Inglesa por Amor.

En televisión, Homeland y Girls son las que se han llevado el gato al agua. Y echando un vistazo al palmarés de actores galardonados, huelga decir que la pequeña pantalla se ha convertido en el bálsamo y renacimiento para muchos grandes actores: Ed Harris, Julianne Moore, Maggie Smith o Kevin Costner son buen ejemplo de ello.

Para finalizar esta minicrónica, resaltar el emotivo discurso de Jodie Foster, premio Cecil B. DeMille de este año por toda su carrera, que fue de lo más aplaudido durante la ceremonia.

Aquí os dejo la lista completa de galardinados:

CINE:
argo-slide– MEJOR PELÍCULA (DRAMA): Argo, de Ben Affleck.
– MEJOR PELÍCULA (COMEDIA o MUSICAL): Los Miserables, de Tom Hooper.
– MEJOR DIRECCIÓN: Ben Affleck (Argo).
– MEJOR ACTOR DRAMÁTICO: Daniel Day-Lewis (Lincoln)
– MEJOR ACTRIZ DRAMÁTICA: Jessica Chastain (La noche más oscura)
– MEJOR ACTOR EN COMEDIA O MUSICAL: Hugh Jackman (Los Miserables).
– MEJOR ACTRIZ EN COMEDIA O MUSICAL: Jennifer Lawrence (El lado bueno de las cosas)
– MEJOR ACTOR DE REPARTO: Christoph Waltz (Django desencandenado)
– MEJOR ACTRIZ DE REPARTO: Anne Hathaway (Los Miserables)
– MEJOR GUIÓN: Quentin Tarantino (Django desencandenado)
– MEJOR CANCIÓN: Skyfall, de Adele (Skyfall)
– MEJOR BANDA SONORA: Michael Danna (La vida de Pi)
– MEJOR PELÍCULA EN HABLA NO INGLESA: Amor, de Michael Haneke (Austria)
– MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN: Brave (Indomable), de Mark Andrews, Brenda Chapman y Steve Purcell.

TV:
homeland– MEJOR SERIE (DRAMA): Homeland.
– MEJOR SERIE (COMEDIA o MUSICAL): Girls.
– MEJOR ACTOR EN SERIE DRAMÁTICA: Damian Lewis (Homeland)
– MEJOR ACTRIZ EN SERIE DRAMÁTICA: Claire Danes (Homeland)
– MEJOR ACTOR DE COMEDIA o MUSICAL: Don Cheadle (House of Lies)
– MEJOR ACTRIZ DE COMEDIA o MUSICAL: Lena Dunham (Girls)
– MEJOR ACTOR DE REPARTO: Ed Harris (Game Change).
– MEJOR ACTRIZ DE REPARTO: Maggie Smith (Downton Abbey)
– MEJOR MINISERIE o TELEFILM: Game Change.
– MEJOR ACTRIZ EN MINISERIE O TELEFILM: Julianne Moore (Game Change)
– MEJOR ACTOR EN MINISERIE O TELEFILM: Kevin Costner (Hatfields & McCoys)