‘Eddie el Águila’: Espíritu olímpico

EDDIE EL AGUILA fotoA veces ocurre que una película nos atrapa o nos provoca rechazo no por su valor artístico o cinematográfico de por sí, sino por el estado de ánimo en el que uno, como espectador, la asimila. ‘Eddie el Águila’ (Dexter Fletcher, 2016) está trufada de lugares comunes, ninguno de sus personajes resulta novedoso y todo tiene un aire de telefilm basado en hechos reales de lo más manido. Pero el buen rollo que transmite y el carisma de sus dos protagonistas (Taron Egerton y Hugh Jackman) son suficientes para levantar el vuelo de esta peli y el ánimo del espectador.

Lee la crítica completa en Cultura En Guada.

Cortocircuito 2.0

Tras el ligero patinazo de Elysium (2013), esperaba que Neill Blomkamp remontara el vuelo, pero después de ver su última película (ya disponible en formatos domésticos), su caso cada vez me recuerda más al de M. Night Shyamalan, que lo suyo con District 9 (2009) fue flor de un día y que aquello no fue talento, sino suerte: Chappie (2015), su última película, es una propuesta en la que casi nada funciona y todo huele a ya contado, a ya conocido, sin atisbo alguno de originalidad ni en el planteamiento ni en el desarrollo… [leer crítica]

Incomprensible e inesperado despropósito

Ni las descafeinadas precuelas de Star Wars, ni la marciana cuarta entrega de Indiana Jones, ni siquiera el polémico final de la televisiva Perdidos: ninguna me ha desilusionado tanto tantísimo como la última, anhelada, esperadísima X-Men: Días del futuro pasado (Bryan Singer, 2014).

Y es que nada funciona como debiera en este incomprensible e inesperado despropósito, que más que atar cabos se pasa la continuidad con el resto de la serie por el arco del triunfo, plantea tramas inverosímiles y se queda en un mero fuego de artificio que entretiene, pero no divierte… [leer crítica]

Made in Japan

De nuevo invitados por nuestros amigos de SensaCine -que, recién cumplidos cinco años de trayectoria, ya se han colocado como tercera web de cine en nuestro país- , asistimos al preestreno de Lobezno inmortal, segunda aventura en solitario de este carismático superhéroe que, tras abandonar a los X-Men -o, mejor dicho, lo que queda de ellos- , viaja hasta el país del Sol Naciente para cerrar un capítulo aún abierto de su pasado y se verá metido de lleno en una trama de conspiraciones, secuestros, mafias y traiciones.

Hugh Jackman, al que se le nota alguna cana pero en perfecta forma física -no pierde oportunidad de presumir de bíceps y pectorales a cada pocos minutos- , es el indiscutible protagonista al frente de un reparto eminentemente oriental y desconocido para el gran público en un efímero entretenimiento de verano. Dirige James Mangold. [leer crítica]