Pedir la luna

Atrapa la bandera (Enrique Gato, 2015) está muy bien para los peques: es entretenida, vibrante y con claros valores didácticos, históricos y familiares. Pero como espectador con treinta y alguno en el DNI, la he encontrado algo previsible, con un esquema de guion y de personajes similar al de la muy taquillera Las aventuras de Tadeo Jones (2012). No le quito mérito al film, pero espero que, para la próxima, mi amigo Pedro Solís anime a Gato y a los chicos de Lightbox a que se atrevan con algo más osado… [leer crítica en Cultura En Guada]