Regreso (tardío) a la ciudad del pecado

Secuela de una película de éxito, estimable reparto… y, sin embargo, un film que no encuentra distribución comercial en la cartelera española -ni en otros países- . ¿Cuáles son las causas? Objetivamente, podríamos afirmar que Robert Rodríguez ha dejado pasar demasiado tiempo -casi una década- para invitarnos a regresar a Sin City, pero tampoco se puede obviar que esta segunda entrega repite no sólo personajes, sino también algunas situaciones ya mostradas en la cinta anterior. Y, para volver a ver lo que ya conocemos, mejor quedarnos con el original… [leer crítica]

Hipocresía y masturbación

Para su debut en la dirección de largometrajes, Joseph Gordon-Levitt apuesta por el retrato de un tosco Adonis de discoteca adicto al porno cuyo encuentro con una particular Afrodita (Scarlett Johanson) le hará replantearse algunos vicios. Irregular pero interesante puesta al día del mito donjuanesco de Zorrilla, con ciertos detalles a tener en cuenta, que ya está disponible en formato doméstico… [leer crítica]

A golpe de pedal

Desde los tiempos de Quicksilver (Thomas Michael Donnelly, 1986), rara vez habíamos vuelto a ver un film protagonizado por ciclistas mensajeros. Un gremio que vuelve a retratar el afamado guionista pero irregular cineasta David Koepp en Sin frenos, una cinta de acción poco vistosa y plagada de tópicos…

Cuenta en el reparto con el nuevo chico de oro de Hollywood, Joseph Gordon-Levitt, quien afronta su primer protagonista absoluto en solitario midiendo fuerzas con un caricaturesco villano encarnado por Michael Shannon[leer crítica]

Magistral lección de Historia y Cine

Me quito el sombrero: el maestro Steven Spielberg destapa el tarro de las esencias y con Lincoln, uno de los más esperados Estrenos 2013, vuelve a ofrecer su mejor cine. Sutil, elegante y sobrio, pone todos los elementos técnicos, narrativos y audiovisuales al servicio de una master class de Historia americana que, como si de un thriller político se tratara, nos ilustra los acontecimientos acaecidos a mediados de la década de 1860, cuando el final de la Guerra Civil y la propuesta de una definitiva abolición de la esclavitud estaban en juego.

Y qué decir de Daniel Day-Lewis, reencarnación soberbia del decimosexto presidente de los Estados Unidos. Junto a él, Sally Field, David Strathairn, Tommy Lee Jones, Joseph Gordon-Levitt y James Spader, entre otros, conforman uno de los más eficaces castings de los últimos años… [leer crítica]