‘Dunkerque’: Un circo de tres pistas

En  busca del más difícil todavía, Christopher Nolan Nolan construye un relato a través de tres tramas que se dilatan de diferente manera en el tiempo cruzándose varias veces entre sí, teniendo como escenario la propia playa de Dunkerque, el mar abierto y el cielo surcado de cazas. Un planteamiento audaz -aunque no excesivamente original-, y aunque nos intenta cautivar con encuadres perfectos, dinámicos movimientos de cámara, espectaculares efectos pirotécnicos y figuración a “puñaos”, el realizador se preocupa hasta el más mínimo detalle desde el punto de vista técnico pero parece olvidarse de lo que da verdadera alma y vida a una obra cinematográfica: el guion y los personajes.

Lee la crítica completa en Cultura EnGuada.

De entre los muertos

Durante buena parte de mi adolescencia y juventud, Morir todavía (1991) fue uno de mis thrillers de referencia, que a pesar de contar con dos o tres gazapos de montaje y planificación bastante considerables, cuenta con un ágil guion -que mezcla con habilidad dispares géneros- , una vibrante banda sonora, un elenco de lo más competente y, sobre todo, una sano sentido del humor.

Crímenes y reencarnaciones en la segunda película en la filmografía del actor/director Kenneth Branagh, acompañado por Emma Thompson, Derek Jacobi, Andy García, Hannah Schygulla y un soberbio Robin Williams[leer más]

¿Ser o no ser, Kenneth?

A mediados de los años noventa, cuando su carrera como actor y director estaba en la cresta de la ola, el británico Kenneth Branagh se lanzó a realizar la versión de Hamlet jamás contada, o mejor dicho, más fiel e íntegra nunca realizada en la gran pantalla. A pesar de su loable esfuerzo, y de las buenas críticas que cosechó a nivel técnico y artístico, sus 242 minutos de metraje original se quedaron en unos 150 para salas comerciales -supongo que para no espantar al público- . Hoy recuperamos ese director’s cut en nuestros Clásicos del s. XX.