Los violentos de Pitt

Corazones de acero (David Ayer, 2014) poseía todos los ingredientes para ser un gran film, digno sucesor del belicismo cruel e hiperrealista de Salvar al soldado Ryan (Steven Spielberg, 1998). Sin embargo, y a pesar de contar con una primera mitad portentosa, situaciones poco verosímiles, secuencias que paralizan el ritmo y un desenlace tan previsible como trufado de calamidades técnicas y de guion hacen que esta odisea guerrera con Brad Pitt al frente deje cierta sensación agridulce… [leer crítica en Cultura En Guada]

Honesta crónica de juventud

Entre tanto niño mago, jóvenes vampiros y hombres-lobo adolescentes, se agradece que por fin regresemos a un instituto normal, repleta de gente normal y que vive situaciones de lo más normales. Realismo puro, honesto y veraz que es lo que emana por los cuatro costados Las ventajas de ser un marginado, que dirige Stephen Chbosky a partir de su propia novela homónima, y que cuenta con una pléyade de espléndidos actores, desde los jovenes Logan Lerman, Emma Watson y Ezra Miller hasta los ya veteranos Paul Rudd, Dylan McDermott o Kate Walsh[leer crítica]