Hermanos de sangre

Coincidiendo con el 70º aniversario del Día-D -desembarco de Normandía, 6 de junio de 1944- , no os puedo recomendar mejor clásico del s. XX que esta magnífica obra maestra dirigida en 1998 por Steven Spielberg: Salvar al soldado Ryan, película dura, cruenta y sin concesiones, que rinde honor y tributo a quienes participaron en la madre de todas las guerras pero a la vez desmitifica el tratamiento que el cine había dado hasta entonces al género bélico.

Spielberg volvió a rodearse de sus habituales colaboradores –John Williams, Janusz Kaminski, Michael Kahn– , fichó un reparto de lo más competente –Tom Hanks, Tom Sizemore, Paul Giamatti, Ted Danson– y dio la alternativa a un grupo de jóvenes intérpretes casi desconocidos o prácticamente debutantes –Edward Burns, Matt Damon, Vin Diesel, Jeremy Davies, Giovanni Ribisi, Barry Pepper, Adam Goldberg, Nathan Fillion– para enfrentarlos al horror de la batalla… [leer más]

‘Yanindara’

Como aquel premiado corto de Lluis Quílez, 12 años de esclavitud (Steve McQueen, 2013) es un film correcto y a veces brillante en su forma, pero carente de emoción, garra y empatía en el fondo… o al menos a mí no llega a transmitirmela. Destaca, eso sí, la mirada penetrante de un Chiwetel Ejiofor -más que probable su nominación al Oscar por este papel- bien secundado por un lujoso elenco en el que encontramos a Michael Fassbender, Brad Pitt, Benedict Cumberbatch, Paul Giamatti o Paul Dano entre otros… [leer crítica]

I love Rock ‘N’ Roll!

Tenía yo curiosidad por ver esta adaptación del musical de Broadway Rock of ages, no tanto por su planteamiento narrativo -bastante trillado- como por la insólita oportunidad de ver a gente como Tom Cruise, Alec Baldwin o Catherine Zeta-Jones cantando y bailando al son de Bon Jovi, Whitesnake, Def Leppard o Foreigner, entre otros. Lástima que ni el libreto ni la joven pareja protagonista -los semidesconocidos cantantes Diego Boneta y Julianne Hough– estén a la altura de un entretenimiento destinado a los que crecimos con el pop-rock ochentero… [leer crítica]