‘1898. Los últimos de Filipinas’: Un relato con sabor a clásico

Pues sí: ‘1898. Los últimos de Filipinas’ supera todos los posibles hándicaps y adversidades y, sin llegar a obra maestra, se rebela como una de las producciones más potentes que ha dado el cine español no ya en este 2016 que ya expira, sino en lo que llevamos de década. Salvador Calvo debuta a lo grande y demuestra su virtuosismo con los actores y con todos los medios técnicos a su alcance, siempre al servicio de una potente historia, y se convierte -a mi modo de ver- en uno de esos nuevos cineastas que, como Oriol Paulo (‘El cuerpo’) o Dani de la Torre (‘El desconocido’), habrá que seguir muy de cerca. De momento, ya pueden celebrar las nueve candidaturas a los Premios Goya 2017, recientemente anunciadas.

Lee aquí la crítica completa en Cultura En Guada.