Pecados de autor

Muy lejanas parecen ya las obras más audaces, arriesgadas y polémicas de Roman Polanski; el director de las recordadas La semilla del diablo (1968), Chinatown (1974) o El pianista (2002) parece haber caído en una espiral de conformismo sencillo, y tras El escritor (2010) y Un dios salvaje (2011), con La venus de las pieles (2013) vuelve a una puesta en escena demasiado teatralizada, economía de recursos actorales -en esta ocasión, sólo dos intérpretes ante la cámara- e inesperados giros finales que no terminan de cuajar con una propuesta eficaz pero no del todo redonda… [leer crítica]

Presa de la secta

Una de las cintas más recordadas de la filmografía de Roman Polanski se estrenó en 1968 y tuvo como protagonista el célebre edificio Dakota de Manhattan: en La semilla del diablo, Mia Farrow y John Cassavetes se mudan a este inmueble de sórdido pasado, sin saber que comparten techo con unos vecinos con inquietantes aficiones…

Un Clásico del s. XX basado en una novela de Ira Levin que supuso el debut del realizador franco-polaco en Hollywood y que, para quien esto escribe, resulta tan perturbadora como demodé… [leer crítica]