Del octavo pasajero a la resurrección imposible

La inusitada controversia que ha surgido alrededor de Prometheus y que ha enfrentado a partidarios y detractores de la última película de Ridley Scott, y mientras esperamos a ver si la inminente edición en DVD/Blu-Ray con (prometidas) escenas adicionales dará alguna respuesta a los múltiples enigmas que nos deja la cinta -o si, como otros aseguran, habrá que esperar a una nueva secuela/precuela cinematográfica- , os invito a volver a los orígenes, a rescatar y recuperar las cuatro películas -obviaremos spin-offs y crossovers varios- que hasta ahora habían conformado la serie: Alien, el octavo pasajero (Ridley Scott, 1979); Aliens, el regreso (James Cameron, 1986); Alien 3 (David Fincher, 1992); y Alien resurrección (Jean-Pierre Jeunet, 1997). Dos obras maestras y dos grandes mediocridades. ¿A que es fácil adivinar cuál es cual? En fin, en cualquier caso, ahí va mi análisis sobre la Tetralogía Alien.

Que la Fuerza te acompañe

En un día como hoy, no he querido dejar de comentar y compartir la que, para mí, es la más grande película de todos los tiempos: La Guerra de las Galaxias. Sí, es fácil considerarla hoy la primera piedra de una voraz campaña comercial y de márketing a nivel planetario, pero si nos ceñimos únicamente a la obra cinematográfica original, la genuina que vio la luz en aquél bendito verano de 1977, encontramos una cinta repleta de humor, acción, aventuras, fantasía, misticismo, personajes inolvidables y una banda sonora magistral. Una gozada para todos los sentidos.

Gladiadores del futuro

Basada en la novela homónima de Suzanne Collins -la primera de una serie de hasta la fecha cuatro volúmenes- , Los juegos del hambre bebe de otras muchas fuentes literarias y cinematográficas, sí, pero resulta ser un espectáculo de lo más honesto y entretenido con una gran Jennifer Lawrence al frente de un reparto donde también podemos encontrar nombres como Woody Harrelson, Wes Bentley, Stanley Tucci, Donald Sutherland o un sorprendente Lenny Kravitz; una opción a tener en cuenta entre los estrenos que podemos encontrar en la cartelera.