Cuando Watson conoció a Sherlock

Hacía bastante tiempo que no me reencontraba con la que, seguramente, fue mi aproximación favorita a la figura de Sherlock Holmes cuando yo era un crío: y es que El secreto de la pirámide (Barry Levinson, 1985) tenía amistad, aventuras, romanticismo, misterio y cierto exotismo, no lo vamos a negar.

Hoy es posible que le encontremos bastantes puntos flacos al guion que en su día escribiera Chris Columbus para esta producción de Steven Spielberg, pero, por fortuna, la cinta sigue conservando ese espíritu jovial que hoy día ha perdido el muy impostado cine para adolescentes… [leer más]

Ni juego, ni sombras

Ya está disponible en formato doméstico Sherlock Holmes: Juego de sombras, inevitable y fallida secuela de la muy libre adaptación a la gran pantalla de las aventuras del ingenioso detective creado por Sir Arthur Conan Doyle firmada como entonces por el británico Guy Ritchie. Robert Downey Jr. pone rostro al sabueso de Baker Street, acompañado, cómo no, por su fiel doctor Watson (Jude Law) a los que se une en esta ocasión la emergente Noomi Rapace en su salto a Hollywood para atrapar al malvado profesor Moriarty (Jared Harris) en una segunda entrega confusa e intrascendente sin más oficio ni beneficio que el explotar la misma fórmula que la primera -peleas a cámara lenta, explosiones a tutiplén- y privándonos de algún enigma o rompecabezas que llevarnos a la boca. Una lástima.