Peli de guerra con moraleja

Aunque no era mi primera opción a la hora de decidirme por una apuesta de la cartelera, lo cierto y verdad es que El único superviviente (Peter Berg, 2013), a pesar de que huele a ya visto -inevitable compararla con producciones como Black Hawke derribado (Ridley Scott, 2001)- , deja bastante buen sabor de boca, habida cuenta de que llama a las cosas por su nombre y regala al espectador una moraleja bastante honesta. Buen trabajo, por cierto, de esa brigada de élite capitaneada por Eric Bana y que conforman Mark Whalberg, Taylor Kitsch, Emile Hirsch y Ben Foster[leer crítica]

Pearl Harbor 2.0

Battleship o la versión cinematográfica del Hundir la flota (sí, sí, el juego de mesa de toda la vida). Ahí es nada. Mira que me la esperaba mala, pero… ¡tan mala! Independence Day (Roland Emmerich, 1996) al menos era un divertimento desenfadado, e Invasión a La Tierra (Jonathan Liebesman, 2011) emulaba las mejores sensaciones de Aliens, el regreso (James Cameron, 1986). ¿Pero ésto? No sé qué es peor, si el desorbitado presupuesto que se habrán dejado en semejante memez, la sosería innata de Taylor Kitsch o el mal rollo que da ver a un buen actor de carácter como Liam Neeson formando parte de esta aburridísima chufla…