Amoramar Danza: Historias de Sol y Luna

danza16_webAmoramar Danza (Victoria Valdearcos Ayala y Marta Hurtado Deriat), con la colaboración de Sandra López Sardina, han adaptado su espectáculo Historias de Sol y Luna para participar en el Talent Madrid 2014. El tándem Mausba Foto/Movidas Aparte hemos tenido el privilegio de asistir a uno de sus ensayos generales, y en esta pequeña galería podéis ver las fotos que realicé. Espero haber hecho justicia a tan hermosa y entrañable pieza artística; ahora, a cruzar los dedos y a esperar que lleguen muy, muy lejos con este montaje, que podrá verse el próximo domingo 27 de abril. ;-)

El Corto de la Semana: “Abimbowe”

Álex Montoya triunfó en el FESCIGU 2008 con este impagable requetecorto: entrañable, sutil, divertido y con su dosis exacta de moraleja anixenófoba, Abimbowe (2008) conectó con el público y se llevó premio en la última jornada del festival alcarreño.

Irene Anula Barceló y Aurora Villanueva son las dos actrices que protagonizan esta pieza que se desarrolla en apenas tres minutos y en un único escenario.

Superhéroes por encima de nuestras posibilidades

Debo decir que me siento muy honrado de que directores con tanto talento como Pedro Solís –Cuerdas (2013)- o Félix Llorente –A veces viene (2013)- me concedan el privilegio de ver y opinar sobre sus últimos trabajos cuando éstos apenas han salido del horno. Eso me pone un poco en la piel de un controvertido Peter Parker bloguero, pues tal ‘poder’ conlleva una gran responsabilidad: la de comentar estas películas con gratitud pero también con honestidad, y, por supuesto, sin dar demasiados detalles sobre las tramas –los famosos/odiados/temidos spoliers- , sabiendo de buena tinta que cuando publico mis impresiones casi nadie ha tenido aún oportunidad de visionar estas cintas.

Esta semana he tenido el gusto de poder echar un vistazo, casi en exclusiva, al último trabajo del tándem Álvaro Moro & Óscar Cavaller, una pareja profesional que aborda su tercera obra conjunta tras Confesiones de un esbirro (2009) –divertida transgresión de los tópicos del actioner yanqui con imprevisible giro sentimental final- y Sun Sand Survival (2012) –tosco y rudo western contemporáneo cuya excelente factura técnica estaba muy por encima de su irregular guion- . Antes que nada, deciros que a Cavaller no tengo el placer de conocerle (aún) personalmente, pero a Moro lo vengo siguiendo desde sus primeros pasos en la MAC hace ya más de una década, aparte de haber trabajado juntos en no pocos proyectos de y para Baidefeis: desde ‘mi’ Retrato en gris (2005) hasta ‘su’ Carlitos (2007), pasando por Antenitas (Juan G. Grados, 2007), Nombre Grado Unidad (Julián de la Fuente, 2008) o Alzheimer (Jesús Alonso, 2011).

firedoncall1

“Primero luchamos, luego pasamos la factura…” Foto (C) The MagicFly Company

Fired on call (2014) está más próximo a su primera peli conjunta que a la segunda: hábilmente, sitúan al espectador en una situación cómoda y en cierto modo familiar –en esta ocasión, el épico enfrentamiento entre un superhéroe y su némesis que perfectamente podría ser el clímax de cualquier aventura Marvel- para luego romper con el estatus narrativo y llevarnos por senderos imprevistos y a la vez cotidianos. Moro y Cavaller apuestan por estética cómic a modo de lujoso envoltorio –espléndida la puesta en escena y los efectos especiales- que esconde un sainete melodramático, deudor del espíritu de Azcona, con buen sentido del humor y también profunda carga social más allá de su banal apariencia. Destaca también el trabajo de sus dos únicos actores, Rodrigo Poisón y Ramón Esquinas, que si bien su apariencia de x-men venidos a menos puede resultar a priori cuanto menos chocante –más próxima a la de aquellos Mystery Men (Kinka Usher, 1999) que a la de la lujosa pandilla uniformada del profesor Xavier- , su carisma consigue sobrepasar a sus disfraces, logrando que como espectadores veamos lo que en realidad son: un par de (entrañables) pringaos.

Tal vez este corto no sea del todo redondo, y es verdad que hay algunas situaciones algo reiterativas -¿era necesaria esa segunda llamada cuando todo el pastel se descubre en la primera?- ; pero se agradece la intención no sólo de divertir y entretener –como en Confesiones…- o de demostrar cierto virtuosismo visual –caso de Sun Sand Survival- , sino de reflejar, a modo de acertada sátira, las dificultades diarias y laborales de millones de españoles obligados a realizar auténticas superheroicidades para llegar a fin de mes.

En busca de Bobby Fischer*

Searching-For-Bobby-Fischer01-4No sé si recordaréis una película del año 1993 titulada En busca de Bobby Fischer. En ella, un profesor cree encontrar en un niño unas cualidades y aptitudes para el ajedrez dignas de todo un maestro. Todo el film gira sobre una gran duda: ¿es el chaval un superdotado para este deporte o está cegado su mentor, empeñado en ver a un gran campeón donde sólo hay cierta habilidad y afición a un juego?

Cuando llegué a Guadalajara, hace ya más de una década, me enamoré de las ingentes posibilidades que había para los que alguna vez habíamos soñado con poder gritar aquello de “acción” y “corten”: acababan de nacer la MAC y el Fescigu, había dos o tres nombres que ya se dedicaban con tesón a esto de hacer cortos, existía un sitio llamado Teatro Moderno donde poder proyectarlos al público y comenzaba a emerger con fuerza una asociación, entonces muy pequeña, pero que sería muy importante en los años venideros: Baidefeis.

Durante toda su trayectoria, muchos creadores han pasado por esta entidad cultural y han firmado aquí sus primeras obras. Con desigual fortuna, cierto, pero eso es algo que siempre ha sido secundario en Baidefeis; lo importante siempre fue aprender, divertirse y contar historias. Y siempre tuvimos el cariño y el respaldo del público alcarreño. Con el paso de los años, han ido surgiendo otras propuestas similares; personalmente preferiría que hubiésemos permanecido todos unidos, pero es sano y saludable que haya otras alternativas.

pedro_cuerda

Pedro luciendo ‘cuerda’ y Goya. Foto (C) Getty Images.

Es curioso que ahora que celebramos nuestros más altos éxitos dentro del mundo del corto –quién nos iba a decir hace un lustro que un vecino nuestro iba a ganar no un Goya, sino dos- es cuando más sombras que luces ilustran el actual panorama. Y es que la crisis, -sí, la maldita crisis- , unida a cierto desapego por parte de nuestra clase política dirigente, han hecho daño, y mucho, a nuestra modesta pero ilusionante, permítanme la expresión, industria alcarreña del cortometraje. No hablo sólo de los recortes en ayudas y subvenciones que, o bien han menguado, o directamente han desaparecido de un plumazo –caso de Diputación y Junta de Castilla-La Mancha- ; hablo también de un austericidio cultural sin parangón, que empieza con el cierre de un pequeño teatro –el Moderno- y continúa con la censura a una exposición fotográfica, asociaciones sin local o hacinadas en un vetusto y anacrónico edificio –el mal llamado Centro Cívico- o el cobro del uso de espacios públicos para poder realizar cursos y talleres, todo esto en una capital con un movimiento asociativo sin igual pero que, en pleno s. XXI, sigue sin tener ni centro cultural ni biblioteca municipal.

Hablo también de unos políticos que hasta hace unos años buscaban nuestro consejo –recuerdo cuando un importante cargo, no diré el nombre, pidió que le asesoráramos porque quería estudiar la posibilidad de crear una escuela de cine en la ciudad- y que ahora no acuden a nuestros actos, a nuestros estrenos, a nuestras exposiciones y a nuestras convocatorias culturales. Ya ni siquiera se molestan en excusarse. Eso sí, si les interesa, llamarán a posteriori para hacerse la foto de rigor con cierto premio cabezón en las manos.

Pero no hablemos sólo de nuestros representantes. La crisis nos ha apuñalado a tal nivel que muchos jóvenes cortometrajistas alcarreños han ido abandonando la provincia en busca de su sueño, o, sencillamente, a poder ganarse el pan. Gente que hace ya tiempo echó a volar y se dispersó por toda la geografía europea, desde Madrid hasta Hamburgo y más allá, y cuya trayectoria difícilmente volverá a estar ligada a Guadalajara a través de cualquiera de las múltiples plataformas que seguimos haciendo del cine nuestra bandera. En Baidefeis, sin ir más lejos, tenemos tres cortos con la postproducción paralizada debido a la emigración forzosa de sus directoras…

diselotu_albertoayllon_baidefeis

Rodaje de “Díselo tú” (abril 2009). Foto (C) Alberto Ayllón/Baidefeis.

Aquí nos quedamos los viejunos de treinta y tantos a cincuenta y tantos, con menos tiempo que dedicar a nuestra vocación –yo mismo tengo la fortuna de haber encontrado un curro de oficina con el que pago las facturas- y obligados a luchar por recuperar lo que nos han cerrado y arrebatado. Es una triste paradoja: al mismo tiempo que celebramos los merecidísimos triunfos de Pedro Solís, el Cineclub Alcarreño sobrevive en un maremoto constante –ahora mismo es imposible garantizar su continuidad la próxima temporada- , el Fescigu nada sabiendo que puede morir en la orilla –su presupuesto es cada año más exiguo- , la MAC se ha quedado sin apoyos institucionales y las agrupaciones cinematográficas estamos desapareciendo o aguantando el tirón a duras penas, menguando cada día en número de socios. Proyectos como Nombre Grado Unidad (2008), Díselo tú (2010) o Alzheimer (2011) hoy serían inviables, no sólo desde el punto de vista presupuestario –y eso que fueron relativamente baratos, comparados con los trabajos que más triunfan en los festivales más importantes- , sino porque requieren un numeroso equipo humano que en la actualidad no es factible reunir.

¿Soy un pesimista?

Este pasado mes de marzo he empezado a impartir un pequeño taller de cine a chavales de entre 14 y 16 años de edad, en Cabanillas. En ellos me ha parecido ver ilusión y curiosidad, esperemos que también el entusiasmo necesario para querer lanzarse a este maravilloso mundo. ¿Serán ellos el futuro del cortometraje alcarreño? ¿O soy yo un necio que sigue buscando a Bobby Fischer?

*Artículo escrito para Cultura En Guada / edición especial en papel nº 4, ABRIL 2014.