Moonrise Kingdom

Aquellos maravillosos años.

Lo confieso de antemano: nunca me he sentido especialmente atraído por el cine de Wes Anderson. Desconozco los orígenes de este director, pero es de esos cineastas que siempre son tan sublimes, tan geniales, tan maravillosos para la crítica, que me da cierta pereza acercarme a sus películas, principalmente por si, como suele sucederme, tan altas expectativas no son colmadas. Para una vez que vi una obra suya fue su versión animada en stop-motion de Fantástico Sr. Fox (2009), sobre el original literario de Roald Dahl, y la encontré tan torpe como aburrida…

Pero hoy me he animado con Moonrise Kingdom. ¿Por qué? Bueno, quizá porque juzgar toda una filmografía por culpa de unos muñequitos de felpa podría ser injusto, y dado que este es su último trabajo estrenado hasta la fecha y que cuenta con un reparto más que llamativo, éstos podrían ser motivos más que suficientes. ¿Y qué es Moonrise Kingdom? Pues la gracia está precisamente en no saber qué encierran esas dos enigmáticas palabras. El guion, escrito a cuatro manos entre el director y Roman Coppola –hijo de Francis, hermano de Sofia, nieto de Carmine, sobrino de Talia Shire, primo de Nicolas Cage y Jason Schwartzman… ¡para que luego digan de los Bardem!- , narra la historia de cómo unos chicos de doce años deciden fugarse en verano de 1965, queriendo escapar de una realidad familiar y social que los oprime –ella es la típica preadolescente insegura e incomprendida; él, un huérfano sin amigos ni hogar donde dejarse caer- , y de su extravagante búsqueda por parte de padres, autoridades y boy scouts por los bosques de una pequeña isla de Nueva Inglaterra.

Lo mejor de la cinta, sin duda, son sus dos jovencísimos y debutantes protagonistas: Jared Gilman y Kara Hayward –apunten bien estos nombres, pueden dar mucho que hablar en el futuro- encarnan a la perfección la inocencia, el candor y el sentir más puro y sincero a esa edad; su determinación y su huida hacia ninguna parte no son fruto del amor rebelde ni de una locura sexual, pues esto aún está por descubrir, sino de la necesidad de apoyarse en el otro para dejar atrás una vida que ni les atrae ni les pertenece. Pisándoles los talones, sus pintorescos captores: el sheriff –Bruce Willis– , los padres de la chica –Frances McDormand y Bill Murray– , el jefe del campamento al que pertenecía el chico –Edward Norton– y una temible agente de servicios sociales –Tilda Swinton– . Un ramillete que, unido a las puntuales apariciones de un enigmático narrador con aires de anacrónico elfo –Bob Balaban– , lo convierten en toda una amalgama de villanos digna de un cuento de hadas de los hermanos Grimm, algunos más acertados que otros, y que no hacen sino reforzar nuestra empatía hacia nuestros dos jóvenes protagonistas.

moonrise-kingdomVolvemos, una vez más, al demasiado habitual problema del cruce de géneros. Y es que yo no digo que un film deba encasillarse en ‘comedia’, ‘drama’ o ‘ciencia-ficción’; cuando el mix se hace con sutilidad, estilo y talento, las infinitas combinaciones pueden ser ciertamente sobresalientes. Pero en este caso, ¿ante qué estamos? ¿Ante un retrato generacional con ciertas dosis de melodrama? ¿O ante una comedia bufa digna de Benny Hill? La relación entre los personajes de Willis y McDormand, por ejemplo, choca frontalmente con escenas como la persecución de los scouts en campo abierto o el rescate del personaje de Harvey Keitel de la cabaña en llamas. ¿De verdad era necesario recurrir a la cámara acelerada o a esos trucajes tan burdos?

Afortunadamente, la cinta deja un poso agradable, como quien ha saboreado un caramelo algo amargo pero de corazón dulce y almibarado. Moonrise Kingdom podía haber caído en la cursilería, y no lo hace; podría haber sido aleccionadora, y no lo es; podría haber pecado de soberbia –insisto, merced a un director que aun no comprendo por qué le tienen en palmitas- , pero es sencilla y sobria. Pero también, como digo, podría haberse evitado ciertas licencias algo desconcertantes…

Recomendado para incondicionales del ‘indie’ sin tapujos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s